Cáritas y varios centros docentes reciben los premios de Escuelas Católicas

Cáritas y varios centros docentes reciben los premios de Escuelas Católicas
El Colegio Marista La Inmaculada de Valladolid fue el escenario hoy de la entrega de galardones de los Premios Escuelas Católicas Castilla y León 2019, un acto en el que fueron reconocidos varios profesores y centros por su esfuerzo en la promoción de la educación. Además, junto a ellos, Cáritas Española también recibió uno de los galardones, el Premio Especial, que fue recogido por el presidente de Cáritas Castilla y León, Antonio Jesús Martín de Lera.
Antonio Jesús Martín de Lera quiso agradecer el premio recibido y también tuvo palabras hacia el trabajo de los centros educativos. «Nuestra identidad es el Evangelio, compartimos el mismo fundamento que las Escuelas Católicas, que nos ayuda a reconocer que la persona está en el centro, y que siempre que ponemos a la persona en el centro de nuestro trabajo estamos anunciando la buena noticia de Jesús, y eso lo hace Cáritas, Escuelas Católicas y la Iglesia», comentó.
«Nuestro trabajo cristiano en el ámbito educativo y social es fundamental. Compartimos valores, inquietudes y la fe, eso nos une y eso nos da la razón para seguir trabajando en la educación y en la sociedad», dijo el representante de Cáritas Castilla y León. «Compartámonos y utilicémonos, tenemos que estar presentes en los colegios porque compartimos un mismo ideal», concluyó.
Por su parte el presidente de Escuelas Católicas Castilla y León, Máximo Blanco Morán, habló de las razones del premio entregado a Cáritas: “Nuestros centros educativos persiguen un modelo educativo fundamentado en valores que promuevan la caridad, la justicia y la solidaridad, valores compartidos con el trabajo de Cáritas. Su compromiso con la caridad es inspiradora para alumnos, familias y centros y representa un modelo a seguir por toda la sociedad”.
Escuelas Católicas Castilla y León concede este premio a Cáritas “por su labor en la promoción de la solidaridad con su esfuerzo constante en la lucha contra la pobreza”, explicaba el jurado de los Premios Escuelas Católicas Castilla y León 2019 en su fallo. “Su empeño por el desarrollo integral de las personas, especialmente los más pobres y excluidos, es un ejemplo para todos nosotros, un ejemplo a seguir en nuestras aulas, con unos valores que deben ser referentes en la educación de todas las escuelas católicas de Castilla y León y España”, añadió.
“Felicidades a todos los premiados, porque sois un ejemplo para todos. Los centros porque representáis el paradigma de la educación católica en Castilla y León, de la flexibilidad y adaptación a la sociedad y de lo que nosotros como institución representamos. Y los educadores porque sois el motor de nuestra educación, porque sin vuestro esfuerzo y trabajo no sería posible. Estamos orgullosos de vosotros”, dijo el presidente de Escuelas Católicas Castilla y León.
Estos premios sirvieron también para reconocer la labor de tres centros educativos: Colegio La Salle (Burgos), Colegio Madres Concepcionistas (Segovia) y el Colegio Diocesano Pablo VI (Ávila), además de tres docentes: Teresa Arija Fernández (Colegio San Miguel-Roa de Duero, Burgos), Sergio Calleja Muñoz (Colegio Marista Nuestra Señora de la Fuencisla – Segovia) y Josefa Olano Díez (Colegio Virgen de la Peña – Bembibre).
Máximo Blanco valoró así estos galardones durante su discurso: “Queremos hoy premiar a estas personas e instituciones, para reconocer su esfuerzo en este objetivo común que define a las Escuelas Católicas como proyecto común. A la vez queremos animar a los demás educadores y centros a continuar el camino, a ser árboles flexibles y con raíces fuertes, para adaptarse a los nuevos tiempos y seguir trabajando por ofrecer una educación cristiana”.
Por su parte, el secretario autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León, Leandro Roldán Maza, tuvo unas palabras hacia los docentes premiados. “Con estos premios hemos podido reconocer la labor y entrega de muchos años de esfuerzo por la educación. Es necesario porque queremos que continuéis desarrollando vuestro trabajo con ilusión, entusiasmo, alegría y profesionalidad. Es necesario porque vuestros alumnos y la sociedad os necesitan. Os necesitamos todos. No abandonéis nunca vuestro esfuerzo y empeño por la educación”.
En esta edición de 2018 los galardonados en el apartado de centros educativos han sido el Colegio Madres Concepcionistas (Segovia). Carmen Fernández Borregón, directora general del centro, recogió el galardón. También recibió premio el Colegio Diocesano Pablo VI de Ávila, que fue recogido por su director, Pablo Martín Pascual. Por último, el Colegio La Salle de Burgos recibió el último de los premios. Raúl Rojo Moreno, director, fue el encargado de recoger el galardón.

PUBLICIDAD