Ada Colau protege a los antisistema y pide 'prudencia' a los Mossos

Los seis agentes heridos, coches quemados, volcados o destrozados, y daños en el mobiliario urbano por valor de más de 14.000 euros no son suficientes para una condena clara y expresa contra los 'okupas' violentos que intentan tomar el control en las calles de Barcelona.

PUBLICIDAD

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, lanza dardos contra los Mossos de Esquadra, al exigirles «prudencia» y que sus actuaciones en el distrito de Gràcia durante los disturbios que puedan producirse estén orientadas a «evitar una escalada de violencia«, «proteger a los vecinos» y «minimizar los daños«. Los Mossos volvieron a contener a los violentos, que arrasaron una sucursal bancaria, rompieron cristales de coches, han quemado un vehículo de limpieza y numerosos contenedores, así como la quema de otra moto y vidrieras y escaparates destrozados.

Los Mossos, lejos de tener el respaldo municipal, centran las críticas de los antisistema, más cuando Colau ha insinuado graves acusaciones a los agentes de la policía autonómica. La alcaldesa les ha pedido «proporcionalidad adecuada», al tiempo que asegura que podría haber algún «error» en la actuación.

Los antisistema y radicales de la CUP han exigido a Colau una condena a la «violencia» de los Mossos, a los que han tildado de «policía represora».

PUBLICIDAD