La ‘paguilla’ de los pensionistas costará 386 millones a la Seguridad Social

La ‘paguilla’ de los pensionistas costará 386 millones a la Seguridad SocialLas protestas de los pensionistas

El Gobierno de Sánchez la pagará en enero del próximo año para poder computar el gasto al 2019 y se hará en función del IPC de diciembre.

PUBLICIDAD

La paga compensatoria que los pensionistas recibirán a comienzos del próximo año y que tratará de ajustar el incremento de las pensiones aplicado (1,6 %) respecto al IPC real de diciembre (previsiblemente del 1,9 %), costará 386 millones de euros a la Seguridad Social.

Fuentes de la Seguridad Social, han explicado que se utilizará el dato de la inflación de diciembre para el cálculo de la llamada “paguilla” de los pensionistas por un tema “contable”, dado que de esta forma se podrá imputar el gasto en el año 2019.

Asimismo, han detallado que cada décima de desviación de la subida aplicada sobre la inflación de diciembre implicará un coste de 128,6 millones de euros, por lo que esas tres décimas de desviación totalizarían unos 386 millones.

PUBLICIDAD

En el caso de que se consolidara el ajuste al índice de precios de consumo (IPC) real en la cuantía de la pensión, tal y como se hacía en el pasado, el coste de dicho ajuste sería el doble, esto es, 772 millones de euros.

Sobre si dicha compensación se consolidará en la cuantía de cada pensión, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, ha puntualizado que “hasta ahora” siempre se había hecho así.

No obstante, Granado no lo ha asegurado y se ha limitado a señalar que esto es “lo lógico”, porque “es una cosa que se ha hecho siempre”, tras participar en una jornada sobre pensiones organizado por la aseguradora AXA y por El Nuevo Lunes.

Por su parte, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha asegurado hoy en un desayuno con Europa Press que la mesa de diálogo social está abordando cómo incrementar ingresos y reducir gastos, estudiando qué prestaciones se pagan con cotizaciones “y no se debiera”.

PUBLICIDAD

Este es el caso de las tarifas planas de contratación, que son políticas de empleo, o las prestaciones de maternidad y paternidad, que son políticas de Estado, y que deberían pagarse vía presupuestos generales del Estado, ha dicho la ministra.

Valerio ha recordado que las prestaciones no contributivas se pagan vía impuestos, al tiempo que ha considerado que también se podrían “hacer transferencias” para el abono de las prestaciones contributivas.

“No pensemos que las pensiones se van pagar con el impuesto de transacciones financieras”, ha dicho la ministra, ya que “sólo daría solo para un aperitivo discreto”.

El gasto mensual de las pensiones se va pagando “mes a mes” con cotizaciones sociales, ha dicho, “el problema lo tenemos para las dos extra junio y diciembre”, por lo que ha abogado por más empleo, más calidad, más salarios, más contratación y más lucha contra el fraude y reordenar ingresos.

“Hay que quitarle presión al sistema e inyectarle algún ingreso más”, ha dejado claro Valerio.

Ha recordado las cifras a las que se enfrenta la Seguridad Social, con un fondo de reserva “tocado” y un sistema que se va endeudando, por lo que es necesario alcanzar un acuerdo para reformarlo.

“Está muy avanzado” el trabajo en la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, ha dicho Valerio, quien ha confiado en que “cuanto antes” se “rematen” las recomendaciones y “tengamos un marco en el que moverse en coordinación con el diálogo social.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®