El PSOE, el único que ha congelado las pensiones, se ofrece ahora como garante

El PSOE, el único que ha congelado las pensiones, se ofrece ahora como garante
Economía
  • Administración
  • Fiscal
  • Macroeconomía
  • Mundo
  • Política
  • José Luis Rodriguez Zapatero tomó en mayo de 2010 una media que atentó directamente contra los jubilados: congeló las pensiones. Casi ocho años después, su sucesor en el partido socialista, Pedro Sánchez, dice ahora que solo el PSOE es capaz de ofrecer un futuro digno a los pensionistas.

    PUBLICIDAD

    Al PSOE le va a costar mucho trabajo recuperar el poder tras el hundimiento del partido como cosnsecuencia de la gestión de la crisis económica por José Luis Rodríguez Zapatero y su equipo económico encabezado primero por Pedro Solbes y luego por Elena Salgado y Miguel Sebastián en en 2008.

    Y es que ni los pensionistas, ni funcionarios, ni trabajadores olvidan lo que se vivió en aquellos años y las medidas que adoptó el PSOE en el poder, que derivaron en un paró que llegó a rozar el 30% años después, combatido más tarde con contratos precarios; en un recorte del 5% del sueldo de los funcionarios que también más tarde, ya con el PP en el Gobierno, vieron suspendidas sus pagas extras, y por último, la congelación de pensiones a millones de jubilados todo eso sin hablar de todos los beneficios del estado del bienestar que se quedaron por el camino.

    Por eso. las afirmaciones ahora del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, sobre pensiones funcionarios o paro tienen muy poca validez y el rechazo de la ciudadanía a los socialistas se reflejan elección tras elección.

    PUBLICIDAD

    Sánchez, que quiere que la banca pague con impuestos las pensiones, apuesta ahora por aglutinar a la izquierda en defensa del sistema público de pensiones y ha subrayado que solo su partido puede ofrecer un “futuro digno” a “los jubilados de hoy y de mañana”. Desde luego, en el pasado, fue incapaz de hacerlo.

    Menos de 500 personas acuden en León a escuchar a Sánchez

    Sánchez ha protagonizado esta tarde en León la tercera las 52 asambleas abiertas a militantes y simpatizantes que desarrollará en los próximos meses por España, a la que han asistido alrededor de medio millar de personas para hablar de la sostenibilidad del sistema público de pensiones.

    “El contrato social vigente durante las últimas décadas hoy está roto, prima la injusticia social y ha surgido la figura del trabajador pobre”, ha señalado Sánchez, que ha rechazado “el principio que defienden algunos de que la desigualdad es el precio que se paga por el crecimiento económico”.

    Ha advertido de que muchos jóvenes hoy no trabajan y parte de los que lo hacen son explotados con la consiguiente repercusión en el sistema público de pensiones, que ha llevado al Gobierno ha solicitar un crédito de 15.000 millones.

    PUBLICIDAD

    Ha insistido en que el PSOE “no aceptará que se desmantele el estado de bienestar que la clase trabajadora ha puesto en pie con su esfuerzo su trabajo y sus impuestos”. El estado del bienestar lo desmanteló Zapatero en 2008, primero mintiendo a los españoles en las elecciones de ese año sobre la crisis económica y más tarde en la nefasta gestión que hizo de la misma como presidente del Gobierno hasta que se vió obligado adelantar elecciones en 2011 ante la dereiva de España.

    Unidad de la izquierda

    Por tanto, ha apelado a la unidad de toda la izquierda para cambiar el rumbo del país y para “no asistir resignados al desmantelamiento, por parte del PP, de todo lo que ha costado tanto construir en los últimos 40 años”.

    Sánchez, quien respondió a preguntas de los ciudadanos sobre pensiones pero también en torno a políticas para evitar el éxodo de jóvenes, sostuvo que para ello es necesario “aglutinar a todos los votantes de la izquierda en el único partido de izquierdas: el PSOE”.

    “Hay una oportunidad de oro para cambiar desde la izquierda el rumbo de España”, ha remarcado, para añadir que si el voto de la izquierda se une se podrá “dar la vuelta a la realidad y habrá un futuro digno para las pensiones”.

    En su intervención, Sánchez desgranó el programa del PSOE en materia de pensiones para hablar, según recalcó, de los problemas que preocupan a la clase media, más allá de “investiduras por internet”, en referencia a la problemática con Cataluña.

    El PSOE es la alternativa, según Sánchez

    Ha insistido en que los ciudadanos se encuentran ante de la disyuntiva de continuar con un Gobierno “agotado y dividido” y sin resolver problemas como los servicios públicos, la despoblación o el éxodo de los jóvenes, o la alternativa de PSOE que, hasta las elecciones, pretende liderar el país desde la oposición.

    Asimismo, Sánchez ha reiterado que el PSOE tiene como propuestas para el sistema de pensiones afrontar el reto demográfico, aumentar los salarios para que crezcan las cotizaciones con un crecimiento medio del tres por ciento hasta 2021 y que la banca, que fue rescatada, rescate ahora al sistema público de pensiones para “incorporar la justicia social al sistema impositivo”.

    “No se trata de una medida de izquierdas o derechas, sino de simple justicia social”, ha remarcado.

    A la asamblea han acudido el secretario general de los socialistas leoneses, Javier Alfonso Cendón, y varios miembros de la Ejecutiva federal, como el secretario de Cultura y Deportes, Ibán García del Blanco, además del líder el partido en Castilla y León, Luis Tudanca.

    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®