Rebajan la pena a un violador de una niña de 5 años porque ella “no oponía resistencia”

Rebajan la pena a un violador de una niña de 5 años porque ella “no oponía resistencia”Centro
Economía
  • Administración
  • Fiscal
  • Macroeconomía
  • Mundo
  • Política
  • Un juez ha rebajado la condena porque, al parecer, la niña “no opuso resistencia” durante los cinco años que el violador cometió las repetidas violaciones.

    PUBLICIDAD

    La Audiencia de Cantabria ha condenado a tres años y nueve meses de cárcel a un hombre por abusar sexualmente durante cinco años de una vecina, que cuando comenzaron a producirse los hechos, la niña apenas tenía 5 años.

    El acusado, que vive en Cantabria, mantenía una estrecha relación con la familia de la niña, por lo que no le resultaba difícil estar siempre cerca de ella.

    En la sentencia, notificada el pasado miércoles, la Sección Tercera de la Audiencia de Cantabria no considera los hechos como agresión sexual, tal y como solicitaban la Fiscalía y la acusación particular, que pedían nueve y diez años de cárcel, al entender que no ha quedado probado que la menor se resistiera, informa El Diario Montañés.

    PUBLICIDAD

    El tribunal no considera probado que la niña “opusiera resistencia física o protestara, llorara o gritara”, sino que era “habitual” que volviera a la casa de este hombre que le hacía regalos “para contentarla”. Era en una casetilla que tenía en su jardín donde cometía los abusos sexuales.

    Un juez ha rebajado la condena porque, al parecer, la niña “no opuso resistencia” durante los cinco años que el acusado cometió las repetidas violaciones. Aunque la condena que se pedía para este hombre era de entre 9 y 10 años, ha quedado rebajada a poco más de 3 después de que el juez defendiera que la niña “no opuso resistencia física ni protestó”.

    La sala sin embargo se muestra “firmemente convencida” de que, durante esos cinco años, el acusado efectuó tocamientos y actos lascivos con la niña que “cada vez fueron a más”, aunque no considera probado que utilizara la violencia física o la intimidación para realizarlos.

    “No es lógico que un hombre de entre 57 y 62 años esté largos espacios de tiempo con una niña de tan corta edad o que fuera siempre al colegio para llevársela a su casa (…) Una niña de 5, 6, 7 o más años no va voluntariamente a una casa donde su morador la pega, la agrede, la coacciona o la intimida. La niña no era llevada a la casa del procesado: iba ella sola”, dice la sentencia.

    PUBLICIDAD

     

     

     

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®