14 años de cárcel para el Mossak Fonseca español por una trama de fraude en el IVA

14 años de cárcel para el Mossak Fonseca español por una trama de fraude en el IVAImagen de Ramón Cerdá Sanjuán que figura en su blog elblogderamon.com.
Economía
  • Administración
  • Fiscal
  • Macroeconomía
  • Mundo
  • Política
  • La Audiencia Nacional ha condenado a 14 años de cárcel a Ramón Cerdá Sanjuán, conocido como el Mossak Fonseca español, por ser el cabecilla de una trama de empresas pantalla dedicadas a la compra venta de material informático y telefonía móvil con la que evadieron el pago del IVA desbancando así a otras empresas competencia del sector.

    PUBLICIDAD

    Según ha publicado Confilegal.com, la Sección Cuarta de la Sala de Lo Penal le atribuye la comisión de delitos contra la hacienda pública, delito continuado de falsedad documental, de falsedad en documento mercantil y de asociación ilícita por los hechos que tuvieron lugar entre 2005 y 2006 según los cuáles la trama creó una red de empresas ficticias, conocidas en el sector como sociedades ‘trucha’, y controladas por testaferros que actuaban como administradores.

    Para evitar ser descubierta, la red –que integraron además otros trece condenados– puso en marcha una serie de empresas pantalla entre dichas sociedades trucha que no tenían capital ni domicilio real y la distribuidora final que sí declaraba a Hacienda. Llegaron a almacenar en Málaga, lugar donde estaba residenciada la empresa principal, entre 3.000 y 4.000 móviles que vendieron en territorio nacional.

    El tribunal que preside la magistrada Ángela Murillo absuelve a dos acusados y condena a los otros trece implicados más de la trama a penas de prisión que van desde los siete meses a los 14 años para el cabecilla. Todos ellos, a excepción del Cerdà y de José Manuel Durán, su testaferro y uno de los que ha resultado absuelto, reconocieron en la vista oral celebrada el pasado mes de marzo, formar parte en calidad de “responsables últimos” de este entramado.

    PUBLICIDAD

    Así y según el relato de hechos probados, dos de los acusados (Vladimir Torralbo y José Carlos Pérez) crearon la sociedad Wireless Phone en marzo de 2001 con un capital social de 3.000 euros y que, en apenas dos años, se amplió hasta los 132.000, margen que adquirieron por el fraude en el pago del IVA ya que aparentaban cumplir con los pagos del impuesto a través de un “carrusel de empresas pantalla” situadas en un segundo nivel las cuáles, a su vez, suministraban a las sociedades trucha.

    Wireless habría defraudado un total de 5.294.460 euros en el pago del IVA de acuerdo con la sentencia que recoge que Turquesa, propiedad del principal condenado, no pagó 4.471.115 euros al igual que Nambar que defraudó otros 4.947.000 euros durante esos ejercicios.

    MECANISMO DEL FRAUDE

    Estos condenados contactaron con el cabecilla y su socio, Sergio Martínez Antón, quienes a través de sociedades como Tubular Bells, Vitorinna u Horizon Management hacían circular “cantidades millonarias de dinero con la finalidad de que terceros defraudaran a Hacienda” a cambio de la comisión que se repartían entre los integrantes del grupo.

    Otros contaban con experiencia en el sector y se encargaban de contactar con empresas similares en el extranjero para la venta de este material fuera de España. Completaban la mecánica otros dos acusados que gestionaban el negocio familiar ‘Transportes Zurita’, con sede en el polígono industrial de Coslada, y que se encargaban de llevar la mercancía desde Barajas al extranjero.

    PUBLICIDAD

    Cerdá Sanjuan ya fue condenado el pasado mes a otros trece años de cárcel por defraudar a Hacienda más de 3,2 millones de euros con un mecanismo idéntico pese a que este durante el juicio negó los hechos y aseguró que se había limitado a constituir y vender sociedades, sin conocer la actividad de los clientes ni a los administradores. (EP)

    Comenta

    Notificar de
    avatar
    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®