El aluvión de impuestos de Montero Cuadrado y reforma de Sociedades antes de fin de año

El aluvión de impuestos de Montero Cuadrado y reforma de Sociedades antes de fin de añoMaría Jesús Montero Cuadrado, ministra de Hacienda

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero Cuadrado, ha anunciado un aluvión de impuestos que se centrará sobre todo en bancos, eléctricas y tecnológicas, sin que afecte, según las palabras de la ministra, a los contribuyentes ni autónomos.

PUBLICIDAD

Según Montero Cuadrado, las medidas fiscales “no van a afectar en ninguna medida al contribuyente”, es decir, ha afirmado que las empresas no trasladarán la subida de impuestos a los clientes, un hecho que ya han tildado de “ridículo” los expertos.

En la Comisión de Hacienda del Congreso de lo Diputados, Montero Cuadrado solo se ha referido a las subidas de impuestos del “Gobierno anterior”, sin aludir a la bajada posterior ni tampoco a la mayor presión fiscal jamás alcanzada en España con el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. “Los ciudadanos ya han sufrido la subida de impuestos del Gobierno anterior”, ha afirmado Montero Cuadrado, que no tocará el IVA del 21%, pese a que antes de la crisis estaba en el 16% en el tipo general y que es el mismo que soportan servicios básicos como la electricidad o textiles, aunque sí lo bajará para los productos de higiene íntima.

Las pymes quedarán fuera de la subida de Sociedades

En primer lugar, Hacienda modificará el Impuesto de Sociedades de forma inmediata. Según Montero Cuadrado, quedarán exentas de esta modificación las pequeñas y medianas empresas, por lo que se pondrá límites de facturación para conocer el alcance.

PUBLICIDAD

Las grandes empresas deberán realizar así “un esfuerzo superior al actual”, ha afirmado ante los diputados. En este sentido, se aproximará el tipo impositivo teórico al efectivo real, “sin afectar a las pequeñas y medianas empresas”.

En segundo lugar, el Ejecutivo prepara un impuesto sobre las actividades de las tecnológicas, que gravará los ingresos de determinadas actividades, como la venta de publicidad online, los servicios de intermediarios y los ingresos de actividades que se generen con la venta de datos.

Ahora el Gobierno tiene que encajar estas actividades dentro de la normativa ya que afectará también a numerosas empresas que tienen este negocio, y no solo las grandes tecnológicas de Wall Street, como Facebook y Google.

La fiscalidad verde no afectará a autónomos y profesionales

En tercer lugar habrá un paquete de medidas relacionadas con el medioambiente, a las que se ha referido como “disuasorias” y sin afán recaudatorio. Asimismo, estos impuestos no afectarán ni a autónomos ni a profesionales. “La fiscalidad debe ser disuasorio para ciertas prácticas lesivas contra el medio ambiente”, ha afirmado.

PUBLICIDAD

Reducir los alquileres y plan de compra de vivienda

Con estos impuestos se cubrirá parte del déficit de las pensiones, reforzar servicios públicos, incrementar la financiación autonómica y de los Ayuntamientos para prestar mejores servicios y un respaldo económico para los que más lo necesitan.

Además, todos los contratos públicos tendrán cláusulas sociales y medioambientales, por lo que las empresas tendrán que cumplirlas para poder acceder. Al tiempo que ha asegurado que habrá medidas para reducir los alquileres y un plan de compra de vivienda público.

Lista de morosos, con responsables subsidiarios y colaboradores

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha avanzado hoy que el Gobierno aprobará en las próximas semanas una nueva Ley para incluir en la lista de morosos a los responsables subsidiarios y colaboradores, y no sólo a los deudores.

Durante su primera comparecencia en la Comisión de Hacienda del Congreso para explicar las prioridades de su departamento, Montero ha incidido en la importancia de controlar y prevenir el fraude fiscal y ha anunciado que la nueva norma que aprobará el Ejecutivo penalizará a las grandes multinacionales que pagan impuestos en diferentes lugares.

“Queremos que se evite una planificación fiscal abusiva”, ha dicho, tras señalar que la nueva ley que regula la lista de morosos, adecuará el nombre de los deudores, actualizará la lista de paraísos fiscales y evidenciará las estructuras “off shore” (sociedades opacas).

Durísimas críticas desde Ciudadanos y PP, y advertencias de los independentistas catalanes, que no apoyarán la subida si no hay consenso antes de publicarse el decreto

Francisco de la Torre Díaz, portavoz económico de Ciudadanos, ha asegurado que los clientes y depositantes terminarán pagando los impuestos a la banca, que a su juicio los trasladará a los clientes. Asimismo, ha recordado que la mayor parte de las grandes empresas han tenido pérdidas durante la crisis, al mismo tiempo que el 70% del beneficio de las muy grandes proviene de fuera, por lo que no se podría aplicar un impuesto a este beneficio por los convenios de doble imposición. En caso de aplicar un gravamen a los dividendos obtenidos en el extranjero, ha alertado de la posibilidad de que las empresas retengan el dinero en el exterior, como ha ocurrido en EE UU, por lo que ese dinero no se destinará a inversión y empleo en España.

En cuanto a los impuestos sobre los ingresos de las tecnológicas, ha indicado que si España es el único país que lo va a aplicar podría ocurrir lo mismo que Google News, que cerró su negocio en España y no se ha obtenido un solo euro.

Además, de la Torre cree que el PSOE se está comportando como “curanderos medievales”, con las recetas de las “sanguijuelas y sangrías”, convirtiendo a España en un nuevo infierno fiscal cuando se atisbaba la superación definitiva de la crisis. Por otro lado, ha indicado que estos impuestos solo van en la medida de cubrir el gasto, mientras el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene ya el mayor número de asesores en la historia de la democracia.

Por parte del PP, Ana María Madrazo ha asegurado que Sánchez se puede cargar la economía española con esta subida de impuestos, que podría poner en riesgo incluso la subida salarial. Según el PP, no se puede hablar que España sea un panorama “desolador”, cuando lleva creciendo al 3% desde hace tres años, con una recaudación récord en IVA e IRPF, pero no en Sociedades.

Madrazo ha recordado el legado de Montero Cuadrado cuando estaba al frente de la Consejería de Hacienda andaluza, una región que lidera el número de parados en España. También ha indicado que la competitividad de las empresas españolas mermará con este incremento de la presión fiscal. En este sentido, ha destacado que el impuesto al diésel sí lo terminarán pagando los usuarios, más cuando son 17 millones de vehículos de este tipo los que circulan en España.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®