El impuesto digital y el financiero, negativos para el empleo y para la inversión

El impuesto digital y el financiero, negativos para el empleo y para la inversiónEl presidente de la CEOE, Antonio Garamendi./EFE

Sin inversión no hay empleo y eso es lo que creen los empresarios que va a pasar con estos dos nuevos impuestos del Gobierno de Sánchez, a las empresas teconológicas y a la inversión, ambos, además, entrarán en vigor sin consenso europeo ni internacional, lo que restará competitividad a las empresas españolas.

PUBLICIDAD

CEOE ha asegurado hoy que el impuesto sobre transacciones financieras y el impuesto sobre determinados servicios digitales tendrán «un impacto negativo sobre la economía, el crecimiento y el empleo».

La patronal ha cuestionado este lunes en un comunicado la decisión del Gobierno de aprobar unilateralmente ambos impuestos, sin haber esperado a que existiera un consenso europeo e internacional al respecto.

En su opinión, la creación de un impuesto nacional sobre transacciones financieras encarecerá el coste de acceso a los mercados de capitales de las empresas españolas y dificultará la gestión de los riesgos financieros, lo que afectará a la economía y al empleo.

PUBLICIDAD

CEOE piensa que este gravamen a nivel nacional supondrá una barrera de entrada que reducirá de forma significativa la capacidad para atraer inversión extranjera, además de que afectará negativamente al ahorro, perjudicando tanto al pequeño inversor como a quienes suscriban fondos de inversión o de pensiones.

Con respecto a la tasa digital, considera que en una economía globalizada cualquier nuevo impuesto a las empresas debe acordarse a nivel internacional a través de la OCDE, con el fin de alcanzar un consenso global.

Según el presidente de los empresarios, Antonio Garamendi, este tipo de medidas conlleva no solo el peligro de deslocalización, sino de falta de atractivo para que las inversiones lleguen a España, dejando al país fuera del mercado digital. 

PUBLICIDAD