El PP de Pablo Casado pone al PSOE contra las cuerdas: veto al techo de gasto

El PP de Pablo Casado pone al PSOE contra las cuerdas: veto al techo de gastoEl ex presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, junto con su sucesor, Pablo Casado. | Efe

El nuevo presidente del PP, Pablo Casado, pone al PSOE contra las cuerdas al rechazar tanto la subida del techo de gasto no financiero, hasta los 125.064 millones de euros, como los nuevos objetivos de déficit. Sin estos pasos el PSOE no podrá poner en marcha sus medidas estrella, como la subida de impuestos.

PUBLICIDAD

De esta forma, el Gobierno de Pedro Sánchez no podrá elaborar unos nuevos Presupuestos Generales del Estado, donde se iban a incluir subidas de impuestos. A juicio de Casado, España no necesita una «expansión presupuestaria».

LEER MÁS: Compromís y Podemos ponen en relieve la debilidad de Pedro Sánchez

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya aseguró tras el Consejo de Ministros que se volvería a la senda anterior en caso de veto, por lo que el PSOE no tendrá más remedio que recortar gasto público. Tampoco las CC AA podrán flexibilizar sus objetivos de déficit al 0,3%, tal y como ha anunciado el Gobierno de Sánchez, como tampoco verá la luz el nuevo límite mínimo para el impuesto de Sucesiones y Donaciones. También se desvanece la posibilidad de imponer nuevos tributos a la banca ni a la tecnológicas.

PUBLICIDAD

Casado había anunciado ya una bajada de impuestos en caso de ganar las elecciones, especialmente en el IVA, IRPF e Impuesto de Sociedades, que se situaría en el 10%. Todo ello para aumentar el colchón financiero de las empresas, que podrían destinarlo para contratación, ahorro e inversión.

Durante una entrevista en Onda Cero, Casado ha confirmado que el PP no votará a favor de los nuevos objetivos de déficit público que flexibilizan la senda de consolidación fiscal y que acompañan y son debatidos con el techo de gasto de 2019. El PSOE de Pedro Sánchez pretendía aplazar los ajustes necesarios para la siguiente legislatura y ya ha asegurado que se prorrogarán las cuentas del 2018, por lo que no habrá subidas de impuestos y los pensionistas tan solo verán revalorizada la pensión en un 1,6% y no al IPC como había prometido Sánchez. Tampoco subirán las pensiones de viudedad más de lo estipulado en las cuentas.

En su opinión, no es el momento de dar más margen de déficit a las administraciones públicas y «hay que ser más responsables que nunca», y ha explicado que en un entorno económico internacional en el que puede haber una subida de tipos de interés y un enfriamiento del crecimiento económico, estas decisiones pueden «debilitar las perspectivas».

Casado ha afirmado que todavía no ha tenido la oportunidad de hablar de este tema con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pero ha insistido en que «ahora mismo lo que hace falta en España no es una expansión presupuestaria porque los presupuestos anteriores ya eran suficientemente expansivos».

PUBLICIDAD

Casado impulsa la senda de las reformas para aligerar el gasto público

El nuevo dirigente del PP se ha mostrado a favor de amortizar la deuda y hacer reformas macroeconómicas que permitan aumentar la recaudación y ha reiterado que lo importante es mantener el compromiso con la Unión Europea de salir del procedimiento de déficit excesivo en próximas fechas.

Los nuevos objetivos que plantea el Gobierno y que acompañan al techo de gasto de 125.064 millones de euros para 2019, que es un 4,4 % superior al de 2018, elevan el objetivo de déficit hasta el 1,8% del PIB en 2019, al 1,1% en 2020 y al 0,4% en 2021 -por encima del 1,3%, el 0,5% y el superávit previsto anteriormente-.

Esta nueva senda de déficit debe superar la mayoría de votos tanto en el Congreso como en el Senado y de momento se encuentra con el rechazo de la Cámara Alta ante la negativa del PP donde tiene mayoría absoluta.