El ‘sablazo’ fiscal que quiere imponer a los españoles el socio de Sánchez: 40.000 millones de euros

El ‘sablazo’ fiscal que quiere imponer a los españoles el socio de Sánchez: 40.000 millones de eurosEl secretario general de Podemos y candidato de Unidas Podemos a la presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias (3i),junto a los principales dirigentes del partido, Pablo Echenique (i), Ione Belarra (2d), Nacho Álvarez (d), y Sofía Castañón (2i), presentan su programa electoral para el 28A.- EFE/Chema Moya

Con la retalia de argumentos como que paguen impuestos los que no pagan o que los ricos paguen más, Podemos lleva en su programa una subida de impuestos de 40.000 millones de euros. La formación de Pablo Iglesias es clave para que Pedro Sánchez siga en la Moncloa y la factura de esa estancia la pagaremos con creces todos los españoles.

PUBLICIDAD

Viejos argumentos para defender viejas ideas de la izquierda que sólo es capaz de gobernar derrochando el dinero público, ese dinero que con sus impuestos, los ciudadanos llenan los bolsillos del Estado mientras que los suyos quedan vacios.

La propuesta fiscal de Unidas Podemos, -un  partido que aspira ya no solo a apoyar parlamentaria al PSOE, como ha hecho hasta ahora, si no de formar parte de un Gobierno de izquierdas si Pedro Sánchez gana las elecciones y puede gobernar-, de subida de impuestos para las ‘rentas más altas’ y para las grandes fortunas y grandes corporaciones contempla una recaudación adicional de entre 35.000 y 40.000 millones de euros al año.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, acompañado del secretario de organización, Pablo Echenique, de la portavoz adjunta del grupo parlamentario, Ione Belarra, del reponsable económico Nacho Álvarez y de la diputada Sofia Castañón ha presentado este lunes el programa electoral frente a los comicios del 28 de abril.

PUBLICIDAD

Aunque la memoria económica todavía no ha sido difundida, aunque sí 28 medidas económicas que arruinaran España, el propósito es que la reforma tributaria que proponen permita recaudar cerca de 40.000 millones de euros al año y consiga a lo largo de la legislatura reducir a la mitad la brecha de 8 puntos de PIB que España tiene frente a la media europea.

Iglesias ha desglosado las principales propuestas económicas del programa y ha destacado la necesidad de una progresión fiscal que ‘haga pagar a los que más tienen, bien a través del IRPF, del Impuesto de Sociedades, o de otro impuesto a la banca y un gravamen nuevo a las grandes fortunas’.

El secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique, se ha referido al artículo 10 de la Constitución española que habla de los derechos “inviolables” y fundamentales del ciudadano y ha dicho que un gobierno de su partido garantizará que no haya ningún adulto en España que tenga unos ingresos inferiores a los 600 euros.

Se trata de la propuesta clave de renta mínima de inserción defendida por Podemos desde su creación.

PUBLICIDAD

“¿Y cómo lo pagamos?”, ha preguntado Echenique a la vez que respondía que “haciendo que paguen impuestos los que no pagan”. Quizás habría que empezar con él, que ha sido condenado a una multa de 8.000 euros a la Seguridad Social por no pagar las cuota de un empleado suyo.

Por su parte, el dirigente económico se ha referido al artículo 45 de la Carta Magna que consagra el derecho a disfrutar del medio ambiente pero también a cuidarlo y ha afirmado que la política económica de Unidas Podemos tiene como “vector” principal un horizonte verde que haga reducir la contaminación y el calentamiento global del planeta.

Para ello se ha referido a la creación de un banco de inversiones y de una vicepresidencia dedicada a la transición ecológica.

“Este país ya tiene talento suficiente para que en 2040 el grueso de la energía mayoriaria provenga de fuentes renovables. Sólo hace falta la voluntad política”, ha puntualizado al tiempo que ha insistido en que la rehabilitación de 500.000 viviendas al año para convertirlas en eficientes, “no entraña un coste importante” y puede garantizar el empleo de mucha gente “que lo perdió en la construcción”.

Por su parte, Ione Belarra ha defendido limitar las subcontrataciones cuando se trata de la actividad principal de la empresa y ha puesto como ejemplo la situación de las camareras de piso que es “una verguenza”.

“Un gobierno digno debe poner en el centro los derechos de los trabajadores”, ha dicho.