La andaluza Montero, ministra de Hacienda, no supera el fin del impuesto de sucesiones en su tierra

La andaluza Montero, ministra de Hacienda, no supera el fin del impuesto de sucesiones en su tierraLa ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha fracasado en su proyecto de Presupuestos y han tenido que convocarse elecciones generales. EFE/Victor Lerena

Andalucía, de la mano del PSOE, era una de las comunidades autónomas que mayor castigo fiscal imponía a las herencias en España mediante el impuesto de sucesiones. Ahora PP, Ciudadanos y VOX lo suprimen en esa autonomía y la actual ministra de Hacienda, exconsejera del ramo de Andalucía con Susana Díaz, no lo soporta.

PUBLICIDAD

Y para ello utiliza argumentos demagógicos como que sólo afecta a los ricos, cuando en Andalucía se convocaron manifestaciones multitudinarias cuando María José Montero era consejera de Hacienda de esa autonomía y castigaba sin límites las herencias de los andaluces. Así la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dice ahira que la inminente supresión del impuesto de Sucesiones en Andalucía sólo afectará a un 0,04 % de los ciudadanos de esta comunidad, es decir a «los millonarios».

En declaraciones a los periodistas antes de participar en Sevilla en la jornada de Agenda Urbana del PSOE, la exconsejera andaluza de Hacienda ha recordado que dicho impuesto afecta a unas 300 personas, que son las que reciben las mayores herencias.

«El PSOE, cuando estaba en el Gobierno (andaluz), llegó a un acuerdo con Ciudadanos y prácticamente suprimió el impuesto de Sucesiones», ha recalcado, y ha insistido en que actualmente debe afectar al 0,03 ó 0,04 % del total de la población andaluza. Pero no dice la verdad. El PSOE nunca quiso suprimir ese impuesto y lo mantuvo durante décadas arruinando a muchas familias andaluzas. Sólo la debilidad política de Susana Díaz acabó con buena parte de ese impuesto de sucesiones por la presión ejercida por Ciudadanos que se convirtió en la clave para que en 2014 los socialistas siguieron gobernando. Y es que a Montero lo que le gusta es que los ciudadanos vivan en un infierno fiscal.

PUBLICIDAD

«De manera que sólo pagan ese impuesto las personas que tienen una herencia -por heredero- superior al millón de euros, es decir los millonarios de Andalucía», ha remachado.

La también cabeza de lista del PSOE al Congreso por Sevilla ha considerado además «importante» que cualquier bajada de impuestos se presente con el proyecto de Presupuestos , pues «todas las perspectivas que se tengan en materia fiscal se tienen que acompañar del correspondiente correlato en la partida de gastos».

«Lo óptimo hubiera sido que esa propuesta la hubiera incluido en el marco de la presentación del proyecto de Presupuestos para la comunidad autónoma», ha defendido Montero, que ha agregado: «Si ya han hecho las cuentas para saber que pueden prescindir del impuesto de Sucesiones y Donaciones es porque ya han elegido las partidas de gastos y saben cómo se van a comportar el resto de partidas».

Si ello no fuera así -ha advertido- plantear la bajada de impuestos es «una especie de brindis al sol».

PUBLICIDAD

«Me temo que se están guardando el proyecto de Presupuestos para después de las elecciones», ha criticado la ministra, que ha agregado: «las experiencias previas que tenemos de que el Partido Popular se guarde un proyecto de presupuestos para cuando pasan las elecciones nos remontan al año 2012, que esperaron que pasaran las autonómicas y luego hicieron toda una batería de recortes que fueron francamente malos para este país», ha lamentado.

Por otra parte, se ha referido al descenso del desempleo en marzo, y ha destacado que los datos apuntan «en la dirección correcta».

«Estamos generando empleo –al menor ritmo desde 2014 y con el 90% de temporales– y hay que perseguir que el empleo que se está creando sea de calidad», ha indicado antes de resaltar que el crecimiento económico es «robusto».

«Por mucho que le pese a algunas formaciones políticas es una perspectiva que nos permite afirmar que la política económica que está desarrollando el Gobierno va en la buena dirección», ha zanjado.