Montero Cuadrado avisa a los camareros: las propinas tributan

Montero Cuadrado avisa a los camareros: las propinas tributan

La Agencia Tributaria, dependiente del Ministerio de Hacienda, dirigido por María Jesús Montero Cuadrado, se dedica ahora a avisar a los camareros de la tributación de las propinas, mientras que el Gobierno de Pedro Sánchez aún no ha especificado los impuestos que aplicará a las grandes tecnológicas.

PUBLICIDAD

Los bares y restaurantes tendrán que retener e ingresar a cuenta de los trabajadores el importe del bote de la propina, el montante que se suele dejar en España tras abonar la cuenta íntegramente. Dependiendo del local, la cuantía puede ser nada o incluso suculentas propinas dejadas por algún millonario.

De media, se estima que un bar ingresa cerca de 1.500 euros mensuales en propinas, en caso de un local con cuatro trabajadores, el reparto equitativo alcanza los 375 euros extras al mes, un dinero que debe pasar por el IRPF, para que Hacienda lo detecte.

El aviso de la Agencia Tributaria llega justo antes de la primera operación salida del verano, donde se espera un récord de turismo en España, y un mayor gasto por parte de los turistas. El artículo 76 del IRPF especifica en su punto tercero que “no tienen la consideración de operaciones de simple mediación de pago las que se especifican a continuación. En consecuencia, las personas y entidades antes señaladas estarán obligadas a retener e ingresar en los siguientes supuestos: Cuando satisfagan a su personal cantidades desembolsadas por terceros en concepto de propina, retribución por el servicio u otros similares”.

PUBLICIDAD

De esta forma, Hacienda debería inspeccionar bar por bar si se tributa o no por las propinas, más cuando el sueldo de este personal es muy bajo. De hecho, el complemento de la propina es una gran ayuda para llegar a fin de mes.

Según los datos, un camarero cobra entre los 12.000 y 15.000 euros anuales, un sueldo con el que apenas se llega a los 900 euros mensuales en 14 pagas. Con las propinas, sin tributar, pueden sumar unos 200 o 300 euros al mes, dependiendo de la época turística.

Este 2018 entre en vigor el nuevo límite exento para la Declaración de la Renta de 2018, por lo que las rentas inferiores a 14.000 euros no tendrán que tributar. Si un camarero superase con las propinas ese montante, el castigo de la Agencia Tributaria es de 760 euros en el IRPF.

PUBLICIDAD

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®