VOX, el único partido que no castiga en el IRPF a la clase media y trabajadora

VOX, el único partido que no castiga en el IRPF a la clase media y trabajadora

Todos los partidos, desde el PSOE al PP pasando pro Podemos y Ciudadanos, mantiene en su programa electoral el 37% de tipo marginal para el tramo que más afecta a la clase media. VOX lo rebaja al 20%.

PUBLICIDAD

El impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF), es decir, lo que pagan los españoles al Estado de lo ganado con sus esfuerzo y trabajo, tiene un tratamiento fiscal muy diferente dependiendo del partido político.

Desde el extremismo de Podemos, que sangrando con impuestos a los españoles quiere crear un macroestado derrochando el dinero público, hasta la más simple propuesta de VOX, existen diferentes propuestas del PSOE, PP y Ciudadanos.

Pero hay un nexo común entre PSOE, PP, Ciudadanos y Podemos. Mantienen y coinciden en sus propuestas fiscales en los tramos que más castigan a la clase trabajadora y media.

PUBLICIDAD

Actualmente, los tramos de IRPF son los siguientes:

0-12.450 euros: 19%

12.450-20.200 euros: 24%

20-200-35.200 euros: 30%

35.200-60.000: 37%

PUBLICIDAD

Más de 60.000: 44%.

PSOE, PP, Ciudadanos y Podemos mantienen en su programa electoral los tipos marginales actuales en los cuatro primeros tramos, que es del 37% en el caso de ganar entre 35.200 euros y 60.000 euros brutos al año. Para los cuatro primeros, VOX propone un tipo único de IRPF del 22% para esos cuatro tramos. Ese tipo único sólo supera en tres puntos al de 0-12.450 euros, pero baja en 2 al de 12.450-20.200, en 8 puntos el de 20.200-35.200, y en 15 al de 35.200-60.000.

Por encima de los 60.000 euros de salario bruto anual, el más sangrante de todos es el IRPF que propone el PSOE. Casi la mitad de lo que gana un trabajador, el 47%, iría a parar a manos del Estado si Pedro Sánchez gana las elecciones. Le sigue en sablazo fiscal al trabajo de los españoles, Podemos. Su tipo marginal para el tramo comprendido entre los 60.000 y 100.000 euros brutos al año es del 45%. La propuesta de Ciudadanos es el 44%, y la del PP, el 40%.

PP y Ciudadanos mantienen esos tipos como máximos por encima de los 60.000 euros, mientras PSOE y Podemos siguen con su sablazo fiscal. El PSOE aumenta al 49% el tipo marginal si se ganan más de 100.000 euros brutos año año, mientras Podemos lo incrementa al 55% si el sueldo anual bruto supera los 300.00 euros.

VOX es, sin embargo, más partidario de que el dinero esta mejor en manos de los ciudadanos que no de políticos derrochadores. Para tramos superiores a 60.000 euros su propuesta es de un tramo único del 30%, 25 puntos menos que la propuesta más agresiva de Podemos o 20 puntos menos que la del PSOE. Este tipo de IRPF es 14 puntos inferior al de Ciudadanos y 10 más bajo que el del PP.

La conclusión es que hay partidos, como PSOE y Podemos, que pueden llegar a gobernar que aspiran a quedarse con la mitad de lo que gana un trabajador en un año para financiar su macroestado. Otros, como PP y Ciudadanos, que cambian poco la situación actual. La única propuesta que en realidad baja el IRPF a todos los españoles es la de VOX, con sólo dos tipos, del 20% para las rentas más bajas, y 10 puntos más, el 30% para las más altas.