327.000 millones de euros es el coste de ligar las pensiones al IPC hasta 2030

327.000 millones de euros es el coste de ligar las pensiones al IPC hasta 2030327.000 millones de euros cuesta ligar las pensiones al IPC hasta 2030.

La Fundación de Estudios de Economía aplicada (Fedea) calcula que volver a revalorizar anualmente las pensiones con el IPC podría suponer un gasto acumulado de hasta 327.000 millones de euros en 30 años, contando solo con la población jubilada en un año determinado sin nuevas incorporaciones.

PUBLICIDAD

Fedea ha publicado este miércoles el trabajo «¿Cuánto cuesta actualizar las pensiones con la inflación?», elaborado por su director ejecutivo, Ángel de la Fuente, quien afirma que el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones es un objetivo deseable, pero «no puede ser la prioridad a cualquier precio».

De la Fuente explica que indexar de manera generalizada las pensiones a la inflación es un compromiso «potencialmente muy caro» a la vista de las previsiones de envejecimiento de la población para las próximas décadas.

Para ilustrarlo, toma el gasto en pensiones contributivas de 2017 (135.000 millones) y le aplica una subida del 2 %, restando el 0,25 % que garantiza el indicador de revalorización de las pensiones (IRP) todavía vigente, de lo que resulta un gasto extra inmediato de 2.363 millones.

PUBLICIDAD

Según sus cálculos, la consolidación de ese incremento que hay que seguir pagando a los beneficiarios durante toda su vida supondría un gasto adicional acumulado a precios constantes de casi 30.000 millones, lo que supone 13 veces el coste inicial.

Además, si la revalorización se ligara permanentemente al IPC y considerando solo los efectos de la medida sobre la población ya jubilada en 2017, esta cifra se elevaría hasta 327.000 millones a precios constantes de 2018 teniendo en cuenta que los afectados irán falleciendo a lo largo de un periodo de unos 30 años.

A esta cantidad habría que añadir el incremento de las prestaciones percibidas por llegadas posteriores de nuevos jubilados para llegar al coste total de la vuelta a la revalorización de las pensiones con la inflación.

Por ello, De la Fuente aboga por «valorar la posibilidad de establecer algún tipo de limitación o salvaguarda a la indexación con el IPC o de introducir medidas compensatorias que ayuden a mitigar su impacto sobre el crecimiento de gasto en pensiones».

PUBLICIDAD