Cataluña frena el crecimiento de España, según el FMI

Cataluña frena el crecimiento de España, según el FMI La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. / EFE
Economía
  • Administración
  • Fiscal
  • Macroeconomía
  • Mundo
  • Política
  • El FMI certifica que la incertidumbre poíltica sobre Cataluña frena el crecimiento del resto de España.

    PUBLICIDAD

    Céline AemiseggerDavos (Suiza). El Fondo Monetario Internacional (FMI) certificó hoy, tras varias advertencias y expresiones de inquietud en los últimos meses, que la incertidumbre en torno al desafío independentista de Cataluña frena el crecimiento económico español, al rebajar una décima hasta el 2,4 % su previsión de crecimiento para 2018.

    El crecimiento en España ha sido revisado levemente a la baja para este año, “como reflejo de los efectos del aumento de la incertidumbre política sobre la confianza y la demanda”, afirmó el FMI en su actualización del informe “Perspectivas Económicas Globales”, presentado en el marco del Foro Económico Mundial o Foro de Davos.

    A principios de octubre pasado, el FMI advirtió, en el informe anual sobre la economía española, conocido como “Artículo IV”, de que una “prolongada incertidumbre” en Cataluña “podría pesar sobre la confianza y las decisiones de inversión” en España, pese a las “fuertes perspectivas” para la coyuntura económica del país.

    PUBLICIDAD

    Pocos días después, en la presentación del informe de “Perspectivas Económicas Mundiales”, el FMI instó a los gobiernos de España y de Cataluña a “negociar” y a “no actuar de manera precipitada” ante una “preocupante” situación de “incertidumbre” por las tensiones políticas en la región.

    Sin embargo, entonces elevó las previsiones del producto interior bruto (PIB) de 2018 para España levemente al 2,5 %.

    Sin pronunciamientos desde el 10 de octubre de 2017

    Desde el pasado 10 de octubre, no se ha vuelto a pronunciar el Fondo sobre la situación económica en el país, tampoco tras las elecciones en Cataluña del pasado 21 de diciembre (21-D).

    Las previsiones del FMI para este año se aproximan a las del propio Gobierno, que augura un crecimiento del 2,3 %, cifra que ya incluye el impacto de la situación en Cataluña de medio punto.

    PUBLICIDAD

    Eso sí, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha afirmado en varias ocasiones que, si la situación en Cataluña mejora, la proyección podría estar por encima de esa cifra.

    En una rueda de prensa en la localidad suiza de Davos, el economista jefe del FMI, Maury Obstfeld, se mostró confiado en que la incertidumbre en torno a Cataluña “disminuirá” y que ambas partes encuentren “una vía para avanzar”.

    Recalcó que, en cualquier caso, la rebaja de una décima en las previsiones para España por el efecto de Cataluña va unida a “cierto optimismo”, pues para 2019 la organización dirigida por Christine Lagarde elevó una décima el crecimiento, hasta situarlo en el 2,1%.

    La razón: “el crecimiento en la eurozona beneficiará a España”, un impulso que “prevemos que prosiga en 2019”, explicó.

    Zona euro

    En el conjunto de la zona euro, el FMI elevó sus previsiones hasta el 2,2 % para este año y hasta el 2 % el próximo, en ambos casos tres décimas más, consecuencia de “un impulso más fuerte de la demanda interna y la mayor demanda externa”.

    Pese a todo, el organismo, que subraya que “el crecimiento en España ha estado bastante por encima del potencial”, confirma así la tendencia de ralentización del PIB español después del 3,3 % registrado en 2016 y del 3,1 % con el que calcula que cerró 2017.

    El economista jefe del FMI destacó durante la rueda de prensa que el crecimiento de España ha estado por encima del 3 % durante varios años y que el país se ha beneficiado de reformas pasadas, por lo que habrá un crecimiento “sano” durante los próximos años, pero advirtió de que las tasas de crecimiento “no son permanentes”.

    Fuentes del FMI señalaron a Efe que las reformas estructurales aportan a un país resultados de crecimiento durante un cierto período de años, como ha ocurrido en España, pero las tasas de crecimiento no son permanentes.

    Si España quiere elevar la tasa de crecimiento tendría que centrarse en fuerzas de crecimiento de largo plazo como la tecnología y la inversión en educación.

    “España tiene un problema actualmente y es una fuerza laboral poco cualificada”, señalaron las fuentes.

    Comenta

    Notificar de
    avatar
    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®