La Seguridad Social supone el 22% del coste laboral por trabajador

La Seguridad Social supone el 22% del coste laboral por trabajadorLos costes laborales caen un 0,8%
Economía
  • Administración
  • Fiscal
  • Macroeconomía
  • Mundo
  • Política
  • Mantener a un trabajador cuesta a la empresa una media de 2.650 euros en el cuarto trimestre de 2016, un 0,8% menos respecto al mismo período de 2015. El 22% se destina a la Seguridad Social.

    PUBLICIDAD

    Por desglose, para hacer frente a los gastos de sueldo, las empresas necesitan 2.010,73 euros, mientras que el resto, 639,24 euros, se derivan a los otros costes, de los que 588,7 euros se destinan a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social.

    El coste laboral por hora efectiva aumenta un 0,6% en tasa anual, como consecuencia de la disminución del número de horas trabajadas en un 1,4%, según ha asegurado el INE.

    Durante el cuarto trimestre de 2016 la jornada semanal media pactada, considerando conjuntamente tiempo completo y tiempo parcial es de 34,2 horas. De estas, se pierden 5,1 horas a la semana, de las cuales 3,5 son por vacaciones y fiestas disfrutadas.

    PUBLICIDAD

    En tasa trimestral, y con datos corregidos de calendario y desestacionalizados, el coste laboral por trabajador decrece un 0,2%, mientras que el coste por hora efectiva disminuye un 0,1%.

    Con resultados corregidos de calendario y desestacionalizados, el coste laboral por trabajador baja 0,8% en el cuarto trimestre de 2016 respecto al mismo periodo de 2015. El coste laboral por hora efectiva desciende un 0,6%. En el cuarto trimestre de 2016 el número de vacantes es de 67.464. El 90,3% se encuentra en el sector Servicios.

    El coste salarial, que comprende salario base, complementos salariales, pagos por horas extraordinarias, pagos extraordinarios y pagos atrasados, medidos en términos brutos, desciende un 0,8% en tasa anual, pasando de 2.026,14 a 2.010,73 euros por trabajador y mes. Si se excluye el factor variable de los salarios (pagos extraordinarios y atrasados), se obtiene el coste salarial ordinario, que disminuye un 0,3%.
    Los otros costes (costes no salariales) se reducen 0,9%. Su principal componente, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, decrece un 0,4%.

    Dentro del descenso de las percepciones no salariales destaca la bajada de las indemnizaciones por despido y de las otras percepciones no salariales (indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios, pequeño utillaje, ropa de trabajo, selección de personal, etc.).

    PUBLICIDAD

    El coste laboral por hora crece un 0,6%. Este aumento, frente al descenso del coste por  trabajador, se debe a la bajada del 1,4% en el número de horas efectivas de trabajo. Si se elimina este efecto y el de calendario, el descenso estimado del coste hora es de un 0,6%.

    En el sector de la Industria destaca el crecimiento de todos los componentes del coste laboral, excepto las otras percepciones no salariales (indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios, pequeño utillaje, ropa de trabajo, selección de personal, etc.).

    La Construcción presenta el mayor descenso del coste laboral total, especialmente del salario ordinario. En los Servicios el coste laboral total baja 1,0% en tasa anual. En este sector destaca la disminución de los otros costes, en especial, las indemnizaciones por despido.

    Por secciones de actividad, el crecimiento del coste laboral es mayor en las Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento, las Actividades inmobiliarias y en Transporte y almacenamiento.

    Por el contrario, Información y comunicaciones, Otros servicios y Administración pública y defensa; Seguridad Social obligatoria registran los mayores descensos.

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®