El precio de la luz dispara los precios y asesta otro golpe a las pensiones

El precio de la luz dispara los precios y asesta otro golpe a las pensionesLos pensionistas rodearon el Congreso saltándose el cordón policial

El índice de precios de consumo (IPC) se ha disparado al 1,1% en febrero tras la subida de los precios de la electricidad. El incremento es de cinco décimas por encima de la subida registrada en el pasado mes de enero. Las pensiones perderían así poder adquisitivo, ya que solo se revalorizan en un 0,25%.

PUBLICIDAD

Según el indicador adelantado del IPC publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en este comportamiento ha influido el encarecimiento de los precios de la electricidad en febrero en comparación con la bajada que experimentaron en el mismo mes de 2017.

El IPC vuelve a subir con fuerza en febrero

De confirmarse este dato el próximo 13 de marzo, el IPC sumaría dieciocho meses consecutivos en positivo, mientras que los pensionistas perderán poder adquisitivo de seguir esta tendencia.

A cierre de 2017, los pensionistas experimentaron por primera vez desde 2012 la pérdida de poder adquisitivo, ya que los precios durante los últimos años se han posicionado en terreno negativo. No obstante, la inflación cambió la tendencia en 2017, llegando al 3% en enero de ese año y reduciéndose al 0,6% un año después, pero sigue por encima del 0,25% estipulado para la subida de la pensión, que el Gobierno, de momento no modifica, pero que ha dejado la puerta abierta a hacerlo.

PUBLICIDAD

Las pensiones perdieron el pasado año un 1,9% de poder adquisitivo, pero fue compensado con las ganancias obtenidas durante los tres años anteriores. De hecho, se cerró con una pérdida de tan solo el 0,1%. No obstante, la inflación ha vuelto a subir con fuerza, un 83% más respecto a la tasa registrada en enero, golpeando especialmente a los pensionistas, que pierden ya un 1,2% de su poder adquisitivo a cierre de febrero.

Los pensionistas han iniciado sus protestas durante estos días debido a la merma de poder adquisitivo, mientras que el Ejecutivo justifica su no revalorización debido al gasto que conlleva, casi 9.000 millones mensuales solo para los jubilados. De hecho, el presidente de España, Mariano Rajoy, ha afirmado recientemente que hay que contener el gasto a los ingresos.

Habrá que esperar al mes de noviembre, mes de referencia para el cálculo de las pensiones, para confirmar si se está perdiendo o no poder adquisitivo por segundo año consecutivo. No obstante, todo apunta que el Banco Central Europeo subirá los tipos de interés a finales de año, empujando al alza los precios.

PUBLICIDAD

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®