La realidad da un revés al pesimismo sistémico del FMI sobre España

La realidad da un revés al pesimismo sistémico del FMI sobre EspañaLa directora gerente del FMI, Christine Lagarde

España cerró el pasado año con un crecimiento del PIB del 3,1%, un ritmo muy superior al pronosticado por grandes empresas, agencias de Bolsa, instituciones públicas y organismos internacionales. El FMI, que pronosticó una subida de solo el 2,1%, fue una de las previsiones menos fiables.

PUBLICIDAD

El Fondo Monetario Internacional (FMI), Intermoney y el Ceprede fueron las instituciones más alejadas de la cifra final de crecimiento de España. Asimismo, Axesor y Repsol, lasq que más se acercaron, se quedaron a medio punto de la cifra total, un error de cálculo de más de 5.000 millones de euros.

Según el estudio “Diana Esade” sobre crecimiento económico y de empleo, ninguno de los organismos oficiales tanto españoles como extranjeros se acercaron al crecimiento final del PIB de España, que cerró el año en el 3,1%, frente al 2,6% de media que preveían las instituciones. La desviación es más elevada respecto a la de 2016, un 0,8% frente al 0,4%. En montante, cerca de 8.000 millones menos del registrado.

Tampoco acertó Bankia, que predijo un aumento del 2,5%, pero el Centro de Predicción Económica (Ceprede), con un 1,9%; la sociedad de valores Intermoney, con un 2%, y el FMI, con un 2,1%, fueron las peores predicciones sobre España. Por su parte, el Gobierno ocupó la octava posición de esta clasificación con un pronóstico de avance de la economía del 2,4%. De este modo, en los últimos cinco años, las instituciones han mostrado un pesimismo sistemático al predecir siempre crecimientos por debajo de la realidad.

PUBLICIDAD

El motivo de estos errores de cálculo: “La economía española está muy condicionada a lo que crezcan nuestros principales socios comerciales”

No obstante, el director de Esade Madrid, Enrique Verdeguer, ha explicado que estas previsiones tan pesimistas se justifican porque “la economía española está muy condicionada a lo que crezcan nuestros principales socios comerciales“, un hecho que a priori es difícil de pronosticar.

A España también le influyó directamente el precio del petróleo, que se mantuvo estable en el primer semestre de 2017 y benefició el crecimiento del PIB, así como los tipos de interés, que fueron muy bajos durante el año pasado.

La tasa de paro real, menor de la prevista

En cuanto al empleo, el informe de Esade señala que las previsiones fueron también más pesimistas que la realidad, con una tasa media de paro del 18,3% frente al 17,22% que arroja los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

En esta categoría, la patronal CEOE fue la que más acertó, con una tasa de paro del 17,8%, seguido del Gobierno y la consultora AFI, ambos con un 17,9%, mientras que Ceprede también fue el que menos se acercó a la realidad con una predicción del 19,6%. Estos datos demuestran “la incapacidad de las instituciones de prever la caída de la tasa de desempleo que se está produciendo en España”, ha comentado Verdeguer.

PUBLICIDAD

El documento también mide la relación o elasticidad entre el crecimiento económico y la creación de empleo y señala que en 2017 esta variante se situó en el 0,8%, con una tasa de empleo del 2,6% y una crecimiento del 3,1%, lo que demuestra que “la sensibilidad del empleo es cada vez mayor en nuestra economía”.

Verdeguer ha apuntado que para las previsiones de este año influirá el conflicto catalán, ya que “la incertidumbre política no beneficia a la hora de prever crecimientos económicos o creación de empleo”. Como novedad, Esade añade una diana dedicada a la zona euro y a las cuatro economías más importantes de Europa: Alemania, Francia, Reino Unido e Italia.

Errores también en las previsiones de la Eurozona

En este sentido, la media de previsiones para la zona euro se situó en el 1,5%, lejos de lo que en realidad creció, un 2,7%. Tampoco se ajustaron los pronósticos para las cuatro grandes economías mencionadas, ya que se adelantó un crecimiento del 1,2% y registraron un incremento medio del PIB del 2,1% entre las cuatro.

En el informe “Diana Esade” se recogió la desviación de las previsiones económicas y laborales del pasado año de 21 organismos públicos y privados frente a las cifras con las que cerró la economía.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®