José Javier Esparza: España falló ostensiblemente en el relato de Ámerica

José Javier Esparza: España falló ostensiblemente en el relato de Ámerica

@jmfrancas. José Javier Esparza es periodista y escritor, divulgador histórico, director de El Gato al Agua.

PUBLICIDAD

JMF: ¿Qué hizo España tan mal en el Nuevo Continente?

José Javier Esparza: No explicarse después.

JMF: Y,  ¿qué hizo bien?

PUBLICIDAD

José Javier Esparza: Crear un mundo que, en general, era más habitable que el anterior.

JMF: ¿Hablamos entonces de tiempos memorables y no vergonzantes?

José Javier Esparza: Memorables.

JMF: ¿Por qué entonces se tumban estatuas de Colón y AMLO nos arrea?

PUBLICIDAD

José Javier Esparza: Porque la América que nació de las emancipaciones, hace ahora 200 años, necesitaba crear su propio espacio de legitimidad política, y lo halló en la condena de esa España de la que la propia América Nueva había nacido.

JMF: Pero la historia es la historia…

José Javier Esparza: La historia son hechos y relatos. España falló ostensiblemente en el segundo aspecto. No se ha sabido relatar e incluso ha comprado el relato de sus enemigos.

JMF: Como Nación, ¿no se ha defendido nuestra historia?

José Javier Esparza: En el siglo XIX, desde una perspectiva nacionalista muy acorde con aquellos tiempos, y en el XX sin apenas evolución. Después, sobre todo en los últimos 40 años, no se ha hecho el menor esfuerzo.

JMF: ¿No hay Instituto Cervantes en esos y otros países?

José Javier Esparza: Los Institutos Cervantes están solo en países de habla no hispana, que yo sepa. Por otro lado, su función no es exactamente la difusión de la imagen nacional española, lo cual es un grave error. Pero es que, además, en España los poderes públicos nunca han querido asumir esa tarea.

JMF: Esta mala fama, ¿no parte más bien de países no castellanos? Gran Bretaña…

José Javier Esparza: La leyenda negra ha sido muy bien estudiada. El verdadero problema no es que el enemigo intente desacreditarte, sino que tú colabores con él.

JMF: Y,  ¿eso hacemos?

José Javier Esparza: Con vehemencia. Basta leer los manuales de nuestra enseñanza secundaria.

JMF: ¿Somos… o hay intereses ocultos en ello?

José Javier Esparza: En España la izquierda se abonó a cierto discurso antinacional en los años 70, y los movimientos separatistas han incidido en él por razones obvias. Enfrente, nada: por complejo, para que no te llamaran facha. Por fortuna ese complejo empieza a desaparecer.

JMF: Empieza a desaparecer… ¿gracias a qué?

José Javier Esparza: Creo que es una pura reacción popular: nadie puede vivir odiándose todo el tiempo. Sobre todo cuando el discurso del auto-odio es palpablemente falso.

JMF: Pero esta reacción es de historiadores, de la sociedad civil en suma, no del Estado y menos de los gobiernos, ¿me equivoco?

José Javier Esparza: Exactamente. La sociedad va por delante. El poder estaba muy contento con ese “mecachis, que malos hemos sido”. Después de todo, equivalía a decir “quédate quietecito, que tienes mucho de lo que arrepentirte”. El poder siempre quiere que te “quedes quietecito”.

JMF: Por cierto José Javier, ¿qué tal el Gato al Agua? ¿Como lo llevas?

José Javier Esparza: Bien, muy bien. O eso creo yo. El programa se consolida y el público está, en general, contento.

JMF: Mil gracias, especialmente por ser uno de los historiadores que nos defiende. Un abrazo.

José Javier Esparza: Gracias a ti, José María.