La negativa de López Obrador a controlar la inmigración irregular en México perjudicará a numerosas empresas y bancos españoles

La negativa de López Obrador a controlar la inmigración irregular en México perjudicará a numerosas empresas y bancos españolesLópez Obrador, presidente de México que se niega a acturar contra la inmigración ilegal hacia Estados Unidos. | Efe

El presidente estadounidense, Donald Trump, insistió este viernes en sus críticas a México al asegurar que «se ha aprovechado de EEUU durante décadas» y ha hecho una «fortuna», a la vez que apuntó que «es hora» de que frenen el flujo migratorio, un día después de amenazar con imponer nuevos aranceles si López Obrador no actúa para controlar la crisis por el creciente flujo de inmigrantes irregulares que cruzan a diario la frontera con Estados Unidos con las autoridades mejicanas mirando hacia otro lado. Muchas empresas y bancos españoles saldrán perjudicadas.
«México se ha aprovechado de EEUU durante décadas. Por culpa de los demócratas, nuestras leyes migratorias son MALAS. México hace una FORTUNA a costa de los EEUU (…) y pueden fácilmente solucionar este problema», dijo Trump en su cuenta de Twitter.

PUBLICIDAD

«¡Es hora de que ellos hagan finalmente lo que es debido!», agregó.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, expresó hoy su confianza en que Estados Unidos rectifique las medidas arancelarias que anunció Trump, aunque no apuntó ninguna medida para controlar el flujo de inmigrantes irregulares hacia la mayor economía del mundo.

Esa inacción de López Obrador puede hacer mucho daño a numerosas e importantes empresas y bancos españoles: Las que más perderían serían BBVA, Santander, Repsol, Naturgy, Iberdrola, Siemens Gamesa, OHL, ACS, Acciona, FCC, Sacyr o Técnicas Reunidas, enre las grandes cotizadas del mercado.

PUBLICIDAD

Expertos, economistas y analistas coinciden en que los aranceles que EEUU quiere imponer a los productos que entren de México dañarán no sólo al comercio hispano mexicano sino sobre todo a las empresas del sector bancario español implantadas allí.

La banca tendría serios problemas

México es desde hace años la principal fuente de ingresos de BBVA y uno de los diez mercados clave del Banco Santander, mientras que el Sabadell obtuvo en 2016 licencia para operar como entidad financiera en México, donde además está presente la aseguradora Mapfre.

De hecho el BBVA canaliza las remesas que envían los inmigrantes mexicanos que trabajan en EEUU y además la entidad fue pionera en conceder préstamos hipotecarios en México.

«Con los aranceles, México perderá exportaciones, bajará su PIB, el ahorro de los ciudadanos y por ende el negocio bancario», augura el catedrático de banca y bolsa de ESADE, Robert Tornabell, en declaraciones a EFE, tras calificar de «punitivas» las medidas que adopta el presidente de EUU, Donald Trump, que además «rompe» con las reglas de la Organización Mundial del Comercio(OMC)».

PUBLICIDAD

El Director de Coyuntura y Economía internacional de FUNCAS, Raymond Torres, afirma que esta nueva escalada en la guerra comercial que ha emprendido EEUU afectará negativamente a la economía mexicana, a sus importaciones y por lo tanto a la relación comercial con España, socio preferente de México.

Las ventas españolas a México, que en el primer trimestre han caído casi el 10 %, podrían verse aún más deterioradas a lo que se sumaría un peor clima en el conjunto de mercados internacionales, recuerda.

Torres avisa de que la amenaza «hay que tomarla en serio» y que además Trump podría acogerse a alguna cláusula vinculada a la seguridad nacional ante futuros recursos judiciales que pudiera interponer la OMC o México por considerar que va en contra del tratado de libre comercio entre EEUU, Canadá y México (T-MEC).

Gonzalo García Analista de AFI y especialista en área de Mercados, cree que la repercusión en las empresas españolas presentes en México será indirecta ya que no son de naturaleza industrial y las menos están vinculadas a la automoción.

Alimentos, vino, hoteles, servicios financieros y empresas de infraestructuras son los negocios que podrían decaer en caso de que empeore también la confianza de los inversores internacionales en la economía mexicana, alude.

En este sentido, las principales empresas que están en México son Repsol que llegó en 1999 y está presente en toda la cadena de valor del petróleo y gas, Naturgy que presta servicio a 62 ciudades y participa en el sector de generación eléctrica, Iberdrola, con más de 20 años de presencia en México y que tiene previsto invertir 5.000 millones de dólares.

Siemens Gamesa, OHL, ACS, Acciona, FCC, Sacyr o Técnicas Reunidas son otras de las compañías españolas en México mientras que en el terreno hotelero destacan RIU, Barceló, Meliá, Iberostar o el Grupo Piñero e Inditex tiene 414 tiendas.

El premio Nacional de Economía y Medio Ambiente y político español Ramón Tamames argumenta que «Indirectamente tendrá efectos en la banca española y en la economía de España si la de México se deprime», afirma incidiendo sobre todo en el BBVA.