El salario mínimo llega a Suiza: 17,5 euros la hora

El salario mínimo llega a Suiza: 17,5 euros la hora

El cantón de Neuchâtel podrá introducir próximamente por primera vez en Suiza un salario mínimo de 20 francos por hora (17,50 euros)

PUBLICIDAD

El salario mínimo llega a Suiza. Será en el cantón de habla francesa de Neuchatel, en que la medida entrará en vigor en breve, por primera vez en la Confederación: el umbral es de 20 francos por hora (unos 17,5 euros), en un país donde el coste de vida y de trabajo son más altos que la media europea.

El cantón de Neuchâtel podrá introducir próximamente por primera vez en Suiza un salario mínimo de 20 francos por hora (17,50 euros).

En Francia, por ejemplo el SMI es de 9,76 euros y en España de 5,54 euros.

PUBLICIDAD

La medida llega después de que el tribunal federal rechazara en última instancia un recurso de asociaciones sectoriales y de empresarios, así como de personas individuales.

El origen de la disputa está en una norma de 2011, aprobada por votación popular, que fue recogida en la Constitución cantonal y que posibilitaba una ley para introducir el salario mínimo en Neuchâtel, en la parte francesa de Suiza, informó hoy la agencia ATS.

La ley fue aprobada en mayo de 2014, pero fue considerada por organizaciones sectoriales y empresariales una violación de la Constitución federal que garantiza la libertad económica.

Pero, en un auto publicado ahora, el tribunal federal ha decidido que el establecimiento de un salario mínimo tiene como objetivo luchar contra la pobreza y hacer frente al problema de los «trabajadores pobres», aquellos que, aun trabajando todos los días ocho horas, no pueden vivir de su salario.

PUBLICIDAD

La corte considera, además, que el salario mínimo es una política social que no interfiere en la política económica y que los 20 francos son una cantidad relativamente baja, de acuerdo con ATS.

Para algunos sectores, como el agrícola y el vitícola, la ley prevé excepciones, recuerda la máxima instancia judicial de Suiza.

El cálculo de los legisladores de Neuchâtel partió de la asunción de un salario mínimo anual de 41.759 francos (36.323 euros), que, dividido entre 41 horas y 52 semanas laborables al año, resulta en 20 francos la hora.

Los sindicatos han expresado su satisfacción por la decisión del tribunal, pues allana el camino para la lucha a nivel cantonal contra los salarios «pobres».

Neuchâtel es el primer cantón en introducir el salario mínimo, en tanto que el Jura aceptó en 2013 una iniciativa para unos «sueldos decentes» que aún no se ha aplicado y el Ticino le siguió en 2015 con una medida similar. Por contra, cantones como Ginebra, Vaud y el Valais rechazaron proyectos parecidos.

A nivel general, los suizos rechazaron en 2014 por un 76,3 % de los votos una iniciativa popular de la Unión Sindical que preveía 22 francos la hora en todos los cantones del país.