Mientras Venezuela sufre hambre, Maduro viste un abrigo que cuesta 147 salarios mínimos

Mientras Venezuela sufre hambre, Maduro viste un abrigo que cuesta 147 salarios mínimos

“Estas fiestas de Carnavales 2018 llevarán alegría al Pueblo venezolano, porque también creemos en el derecho a la felicidad. Esperamos que 3 millones 500 mil compatriotas disfruten en playas, parques, ríos y balnearios”, escribió en su cuenta de Twitter Nicolás Maduro.

PUBLICIDAD

El mensaje podría haber pasado desapercibido si no fuera por la foto que eligió para acompañar al text. El dirigente aparecía con un jersey de la marca Lacoste que cuesta 155 dólares, el equivalente a 147 salarios mínimos de los venezolanos.

Maduro viste un suéter Lacoste cuyo valor en Estados Unidos es 155 dólares, lo que supone un producto de lujo para los venezolanos que sifren desabastecimiento en sus supermercados, donde no puedne comprar ni si quiera los productos mínims y básicos de la cesta de la compra.

PUBLICIDAD

Venezuela entró técnicamente en hiperinflación a fines del año pasado, al superar el umbral del 50% de inflación mensual. Es que cerró el 2017 con una inflación acumulada superior al 2.735%, superior al 80 por ciento

Según Datanálisis, el país petrolero sufre una escasez del 80% de productos básicos producto de la severa crisis económica agravada por la caída del precio del crudo, su único ingreso.

Denuncian miles enfermos en riesgo de muerte en Venezuela y piden medicinas

 

La Coalición por la Defensa del Derecho a la Salud y a la Vida de las Personas en Venezuela (Codevida), señala que “16.000 personas están en riesgo inminente de muerte por el cierre de las unidades de diálisis” y pide medicinas y tratamientos tras el fracaso del diálogo entre el gobierno y la oposición.

PUBLICIDAD

Decenas de personas que padecen de enfermedades crónicas y severas protestaron hoy en Caracas bajo el grito ·No queremos morir” para exigir al Gobierno de Nicolás Maduro que les proporcione los tratamientos médicos que pedía la oposición política en el marco del diálogo político que este miércoles fue suspendido.

El comunicado afirma que desde el 2013 se ha alertado sobre “la existencia de una “profunda crisis de atención sanitaria y nutricional” y advierte que en Venezuela se debe hablar desde 2016, de “una emergencia de características humanitarias” y que, en el marco del diálogo político que se suspendió ayer sin que se lograra ningún acuerdo, se habían presentado “mecanismos muy concretos” para superar esta crisis.

“Las personas con condiciones de salud crónicas dependientes de la salud pública han visto una interrupción casi absoluta del acceso a medicinas”, dice la nota.

Exigen aceptar la ayuda internacional ya que “el gobierno no puede alegar que se tiene la capacidad de solucionar la emergencia cuando las mismas autoridades han demostrado que no cuentan con los medios financieros, institucionales y técnicos para asistir a la población de forma perentoria” señala.

Codevida destaca que el Gobierno de Maduro, en vez de tomar medidas para aliviar la crisis, ha reducido de forma “drástica” los recursos para importaciones en salud y alimentación.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®