El Gobierno amenaza a la Iglesia con una nueva fiscalidad tras acusar a Sánchez de resucitar a Franco por motivos ideológicos

El Gobierno amenaza a la Iglesia con una nueva fiscalidad tras acusar a Sánchez de resucitar a Franco por motivos ideológicosCarmen Calvo. / EFE

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha anunciado este lunes que el Ejecutivo pondrá una queja formal entre hoy y mañana al Vaticano por una «injerencia» del nuncio en España en la exhumación de Franco. Al mismo tiempo, ha anunciado que cambiará la Ley para que la Iglesia Católica pague impuestos.

PUBLICIDAD

En declaraciones a los periodistas en Carmona (Sevilla), Calvo ha confirmado lo dicho unas horas antes en una entrevista en la Ser de que el Gobierno va a presentar hoy o mañana una queja formal al Vaticano por las declaraciones del nuncio en España, Renzo Fratini, sobre la exhumación de Franco.

«Porque ha sido una injerencia completamente impropia en asuntos de España», ha recalcado Calvo, que ha agregado: «Nadie puede estar representando a otro Estado en un Estado diferente inmiscuyéndose en asuntos de esta naturaleza».

Así, ha criticado que el nuncio vertiera «opiniones contrarias a una ley de nuestro país», pues la exhumación de los restos de Franco supone «la ejecución de una ley del Parlamento sin votos en contra».

PUBLICIDAD

«El nuncio se ha saltado una ley española y eso es completamente inusual en las relaciones diplomáticas; semejante intromisión no corresponde», ha aseverado.

Calvo ha señalado que el Gobierno se propone abordar cuanto antes con la Conferencia Episcopal la fiscalidad de la Iglesia Católica, para equipararla a la de países como Francia e Italia, con el fin de que contribuyan a la «justicia social».

«Ya se lo dije al secretario de Estado del Vaticano (Pietro Parolin) y al presidente de la Conferencia Episcopal, que España quiere que la Iglesia católica tenga el mismo nivel de fiscalidad que tiene en Francia o Italia, ni más ni menos», ha dicho Calvo. 

PUBLICIDAD