ERC, JxCat y la CUP, sin plan para atraer a las casi 3.000 empresas fugadas de Cataluña

ERC, JxCat y la CUP, sin plan para atraer a las casi 3.000 empresas fugadas de CataluñaLos independentistas se preguntan dónde está Europa mientras la economía se hunde
Economía
  • Administración
  • Fiscal
  • Macroeconomía
  • Mundo
  • Política
  • Cerca de 3.000 empresas se han ido de Cataluña desde la celebración del referéndum ilegal del pasado 1 de octubre. Se trata del mayor éxodo empresarial en la historia de una región occidental, pero para los independentistas no es un problema, según se deduce de sus programas electorales.

    PUBLICIDAD

    ERC y JxCat, junto a la CUP, culpan al Gobierno de Mariano Rajoy de este éxodo masivo, pese a que a las empresas han sido muy claras en sus argumentos para hacer las maletas e irse de Cataluña. “Inseguridad jurídica”, “incertidumbre” y posibles boicots, entre otros motivos. Asimismo, el más esgrimido es el de proteger a accionistas, clientes, proveedores y trabajadores de la deriva separatista, ya que en caso de independencia real se anularían todas las leyes vigentes, y por tanto hay riesgo de perder todo el negocio. El caso de la CUP es muy llamativo, ya que incluso llega a celebrar este éxodo empresarial, pese a que se pierden importantes ingresos en impuestos, como el de Actividades Económicas, cruciales para los Ayuntamientos locales, y se genera desempleo en servicios de administración, gerentes, o limpieza de las sedes sociales.

    Puigdemont, ni menciona el grave problema

    Ni una sola de las formaciones afines al independentismo han rubricado un plan para tratar de retener las empresas que aún quedan en Cataluña, ni tampoco para iniciar el camino de vuelta de las que se han marchado.

    La lista liderada por el ex presidente autonómico fugado a Bruselas, Carles Puigdemont, ha evitado poner este problema en su programa. Ni una sola referencia a las empresas que han hecho las maletas para reubicar su sede social en Madrid, Valencia, Alicante o Zaragoza, entre otras provincias. La culpa del éxodo, a su juicio, se debe al 155 de la Constitución, que se aplicó un mes después de que comenzara el éxodo empresarial.

    PUBLICIDAD

    ERC: la culpa es de Rajoy

    ERC no esconde este éxodo masivo de empresas, pero lo aprovecha para criticar al Gobierno de Mariano Rajoy. No obstante, no proponen ni una sola solución para atraer de nuevo a estas empresas. “El 6 de octubre el Consejo de Ministros aprueba el Real Decreto-Ley 15/2017 para facilitar la movilidad de la sede social de las empresas dentro del territorio estatal ante el ‘riesgos que planteaba una declaración de independencia unilateral”, destaca ERC en su programa. El decreto al que se refiere es que el Ejecutivo permitía a algunas cotizadas en Bolsa tomar la decisión en el consejo de administración, y no en Junta de Accionistas, demorando así la decisión de salir de Cataluña, pero en ningún caso de exigir a las empresas hacer las maletas. De esta forma, Gas Natural Fenosa, por ejemplo, pudo recalar en Madrid sin tomar en cuenta la opinión del accionista, pero la decisión última la tomó el consejo de la entidad, no el Ejecutivo, como venden los separatistas.

    La CUP celebra la fuga empresarial

    Un caso aparte es el de los anticapitalistas de la CUP. Lejos de mencionar alguna medida para atraer empresas, los separatistas más radicales esperan que no regresen nunca. Asimismo, ha tildado de “chantaje” estos movimientos empresariales, que responden a “hacer el juego a España”. “Se demuestra que cuanta menos dependencia tenemos de estas grandes empresas financieras, energéticas y de infraestructuras más soberanos somos”, ha afirmado. “Difícilmente podremos construir la República catalana si tenemos un país privatizado. Un país privatizado es carne de cañón del chantaje empresarial. Cuanta más fortaleza del poder político, menos fuerza del poder empresarial”, han asegurado.

    PSC y Ciudadanos: desde pactos empresariales a incentivos fiscales para atraer empresas

    El resto de partidos, incluido Podemos, sí han preparado un plan para el retorno empresarial. Los socialistas de Miquel Iceta tratarán de alcanzar un acuerdo con las entidades que han marchado en pro de la estabilidad y confianza, para devolver la “seguridad jurídica”. Se han comprometido a hacerlo en los primeros seis meses de Gobierno.

    Ciudadanos, por su parte, afirman que quieren el regreso de las empresas que se han ido “por culpa del independentismo” y “que muchas más empresas vuelvan a querer implantarse en nuestra comunidad”, en referencia a las inversiones paralizadas y oportunidades perdidas por este problema. Para ello, augura la implementación de “incentivos fiscales, financieros y administrativos” para restablecer tanto “la seguridad jurídica” como “la confianza en la economía catalana”.

    PUBLICIDAD

    Podemos carga contra Rajoy y los separatistas, pero habla de Cataluña como “un país”

    CATComú -Podemos- culpa tanto a la declaración unilateral de independencia como a la aplicación del 155 de los “graves efectos sobre la economía catalana, entre ellos la fuga de más de 2.600 empresas -ahora son casi 3.000- que han trasladado su sede social fuera de Cataluña”. En este sentido, tratarán de “revertir” el decreto ley de Rajoy y hablan de Cataluña como “un país”.

    Comenta

    Notificar de
    avatar
    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®