La ineficaz medida del Gobierno para frenar la burbuja del alquiler: 20.000 viviendas

La ineficaz medida del Gobierno para frenar la burbuja del alquiler: 20.000 viviendasEl ministro de Fomento, José Luis Abalos. | Efe

El Gobierno del PSOE construirá 20.000 viviendas para destinarlas al alquiler para tratar de frenar los precios. No obstante, los portales inmobiliarios desconfían de la eficacia de la medida, ya que la demanda de este tipo de viviendas en Madrid y otras ciudades es muy alta.

PUBLICIDAD

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha afirmado que mantendrá los planes de inversiones del anterior Gobierno, y no venderá suelo de los aeropuertos. En su primera comparecencia en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados tras asumir la cartera, ha criticado duramente las previsiones y los compromisos que adquirió el anterior responsable, así como el “importante” desfase detectado entre lo presupuestado y lo ejecutado, los plazos “poco realistas” ofrecidos o la falta de “ambición” en el ámbito de la vivienda.

No obstante, esta medida para frenar el alquiler no será eficaz para los portales inmobiliarios. Entre la batería de iniciativas propuestas, destacan, además, medidas fiscales y legales o la incorporación de una Secretaría General de Vivienda al Ministerio de Fomento.

El jefe de estudios de Idealista, Fernando Encinar, ha señalado que todas las iniciativas para potenciar el mercado del alquiler son bienvenidas y que algunas de las propuestas que ahora prepara Fomento ya se habían lanzado desde Idealista, como la recuperación del plazo de cinco años para los contratos de alquiler y la creación de incentivos fiscales.

PUBLICIDAD

Sobre la construcción de 20.000 viviendas destinadas al alquiler, Encinar ha comentado que “sin duda” puede ser una solución, pero que probablemente llegará tarde, puesto que los procesos regulatorios son cada vez más “complejos y largos” en zonas como Madrid, Barcelona y los archipiélagos para levantar nuevas viviendas. Según Encinar, la mejor política social de vivienda en alquiler es incentivar “como sea” la salida de viviendas vacías al mercado, un objetivo que se consigue con marcos regulatorios, jurídicos y fiscales “estables y fiables”.

El jefe de estudios de Idealista ha subrayado que las políticas coercitivas no funcionan, ya que solo se puede paliar el crecimiento de los precios si se aumenta la oferta. Encinar ha incidido en que la demanda de vivienda de alquiler en las grandes capitales es tan enorme que “ni construyendo el doble de casas en esas zonas se conseguiría bajar el precio”.

El director de estudios de Pisos.com, Ferran Font, ha señalado que los objetivos del paquete de medidas especiales son “positivos en sí mismos“, ya que se centran en aumentar el producto en localidades donde falta oferta y no puede absorber la demanda existente. Font ha destacado que en el futuro habrá que analizar si las medidas surten el efecto deseado y si consiguen mantener el punto de equilibrio entre la situación precedente y un intervencionismo “excesivo” en el mercado, un objetivo “difícil” si no se anima al sector privado a formar parte de este negocio.

La directora de Estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio, ha dicho que las medidas anunciadas se centran en el principal problema del mercado del alquiler, la falta de oferta, pues aunque hay más vivienda en alquiler que nunca, la demanda es muy superior por la mejora de la economía, el repunte del turismo y la apuesta de los inversores por comprar vivienda para ponerla en alquiler y obtener altas rentabilidades.

PUBLICIDAD

Respecto a la medida de construir 20.000 viviendas de alquiler a precios asequibles, Toribio duda de que ese número sea suficiente, y también considera beneficioso el anuncio del ministro de Fomento de fijar criterios a nivel estatal para hacer frente al fenómeno del alquiler turístico, en lugar de la dispersión de regulación que hay ahora por parte de comunidades autónomas y ayuntamientos.

Más medidas: carreteras y ejecución presupuestaria

El ministro ha calificado de “verdaderamente preocupante” que la ejecución presupuestaria de las inversiones entre 2012-2017 fuera del 74,4% o de incluso el 55% en 2016, lo que implica que en los últimos 6 años se dejó de invertir 12.460 millones, más que el presupuesto de un ejercicio completo. Ábalos ha señalado que el Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (PITVI) para 2012-2024 aprobado durante el Gobierno de Mariano Rajoy presenta un “importante desfase” entre lo presupuestado y lo ejecutado (un 66% de lo previsto), no prioriza ni programa actuaciones ni cuantifica objetivos.

Además ha señalado que hay un “un retraso palpable” en materia de redes transeuropeas y que se debe revisar la situación actual. En carreteras, en los años previos a la crisis se destinaron a la conservación de la red estatal más de 1.250 millones y en 2018, con casi 800 km más, se destinan 917 millones, 333 millones menos, lo que constituye un descenso de casi un 27%.

En el caso de las autopistas que revierten próximamente, ha lamentado que el anterior equipo no adoptara las medidas necesarias para su liberalización, como la licitación de los contratos de conservación integral o los estudios funcionales de los corredores.

Con respecto a las autopistas quebradas, ha señalado que los plazos anunciados por el anterior Gobierno “estaban muy lejos de ser ciertos” y que es imposible relicitarlas antes del 31 de diciembre ya que los pliegos no están aprobados.

Sobre el Plan Extraordinario de Inversiones en Carreteras (PIC), que ha asumido, ha asegurado que aún no se ha licitado ningún contrato, que el grado de madurez de los proyectos era menor del anunciado y que quedan trámites pendientes y algún que otro “escollo” por desbloquear, en especial con otros ministerios económicos. “Hace falta poner orden tanto en el presupuesto de carreteras, para priorizar la conservación, como en los contratos de concesión”, ha insistido.

En lo que se refiere a la puesta en servicio de actuaciones de alta velocidad, ha agregado que se han generado “expectativas inciertas” ya que ni los tramos que llegan hasta Burgos, Murcia, Granada, entre Plasencia y Badajoz y la variante de Pajares se han puesto en servicio y faltan aún meses.

En cuanto a Adif, ha apuntado a que sigue teniendo problemas de sostenibilidad financiera, “que más pronto que tarde habrá que atajar” y sobre Renfe que no cuenta con un plan estratégico de cara a la liberalización del mercado de viajeros en 2020.

Sobre las nuevas obligaciones de servicio público (OSP), Fomento espera que puedan incluirse el próximo otoño, anuncia nuevas condiciones para la ruta Menorca-Madrid y la extensión del AVE de bajo coste (EVA).

 

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®