Miles de personas se manifiestan en Barcelona el Día de la Hispanidad

Miles de personas se manifiestan en Barcelona el Día de la Hispanidad
Economía
  • Administración
  • Fiscal
  • Macroeconomía
  • Mundo
  • Política
  • Miles de personas, convocadas en Barcelona por Sociedad Civil Catalana y otras diez entidades, se han sumado a la manifestación del 12 de Octubre bajo el lema: “Cataluña sí, España también”, una protesta que reivindica de nuevo hoy la unidad de España y su rechazo a la independencia.

    PUBLICIDAD

    La marcha ha arrancado en el paseo de Gràcia de Barcelona, a la altura de La Pedrera, y se mueve en dirección a la plaza de Catalunya, en donde se prevé la lectura de un manifiesto por parte de los organizadores.

    PUBLICIDAD

    Se han adherido a la cabecera de la manifestación dirigentes del PP, como Alberto Fernández Díaz, Daniel Serrano y Sergio Santamaría, y de Ciudadanos, como Inés Arrimadas, José Manuel Villegas, José María Espejo-Saavedra y Carina Mejías, además de contar con el apoyo de otras organizaciones políticas, como Vox y Hazte Oír.

    Los manifestantes portan banderas españolas y catalanas, y muchos de ellos visten camisetas moradas con el lema “respeto” escrito por delante, mientras que en la espalda puede leerse: “Somos españoles. Trabajamos, sufrimos y luchamos”.

    También se pueden oír consignas como “No nos engañen, Cataluña es España”, “Puigdemont a prisión”, “España es una y no 51” y vivas a España, al Rey y a la Guardia Civil.

    Los convocantes han admitido que la marcha, en plena crisis institucional por el conflicto secesionista, no pretende repetir la masiva movilización del pasado domingo en Barcelona por la unidad de España, cuando se manifestaron más de 350.000 personas, según la Guardia Urbana, y más de un millón, según SCC.

    Además de Sociedad Civil Catalana, también han convocado la manifestación otras entidades como Espanya i Catalans, Empresaris de Catalunya, Concordia Cívica, Regeneración Democrática y Profesores por el Bilingüismo.

    El manifiesto leído al término de la manifestación celebrada hoy en Barcelona con motivo del 12-O, Día de la Hispanidad, ha calificado la declaración soberanista del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de una “confusa pantomima más propia de patio de colegio que de sede parlamentaria”.

    La manifestación, a la que han acudido miles de personas con banderas de España y Cataluña, ha sido convocada por Societat Civil Catalana y una decena de entidades, y ha transcurrido entre La Pedrera y la plaza de Catalunya bajo el lema “Cataluña sí, España también”.

    En el manifiesto, leído por Clemente Polo, presidente de Regeneración Democrática y portavoz de España i Catalans, dos de las entidades convocantes, dice que en la comparecencia del pasado 10 de octubre en el Parlament el presidente catalán, Carles Puigdemont, “amagó con proclamar la independencia”.

    “Al final, parece que le temblaron las manos y las piernas, y la declaración unilateral de independencia quedó reducida a una confusa pantomima, más propia de patio de colegio que de sede parlamentaria”, ha añadido.

    El texto ha acusado a los “dirigentes secesionistas” de “tensar la cuerda al máximo” y haberlos empujado “al borde del precipicio” y, a continuación, ha recalcado que han aprendido que la “capacidad” de éstos “para engañar a los catalanes y conculcar incluso sus ‘leyes’ fundacionales es ilimitada”.

    “La secesión de Cataluña ni se consumó anteayer ni se consumará pasado mañana, pero vamos a necesitar bastante tiempo para que las instituciones políticas recobren el pulso democrático y cicatricen las heridas abiertas”, han advertido.

    El manifiesto expone que además “las diferencias ideológicas y políticas son legítimas y hasta deseables en democracia” siempre que “se diriman dentro de los cauces previstos en la Constitución y el resto del ordenamiento jurídico”.

    “Desafortunadamente, el gobierno de la Generalitat y la escuálida mayoría que lo sostiene en el Parlament de Cataluña decidieron saltárselos hace tiempo, y el resultado ha sido la creciente inestabilidad política, inseguridad jurídica e incertidumbre económica que padecemos”, apunta el manifiesto.

    Tras lamentar la “desbandada de entidades financieras y empresas”, afirma que “la secesión es un negocio ruinoso para los catalanes”.

    Por otro lado, el texto ha subrayado que la convivencia en Cataluña ha sufrido “un grave deterioro” causado por las asociaciones “al servicio de la Generalitat”.

    “Con sus incitaciones al odio y a la desobediencia y la actuación organizada de sus ‘comités de defensa del referéndum y de la república’ han propiciado los enfrentamientos entre catalanes y el acoso a las fuerzas y cuerpos de seguridad”, sostiene el manifiesto.

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®