El Mobile World Congress estudia irse definitivamente de Barcelona

El Mobile World Congress estudia irse definitivamente de BarcelonaLa feria del MWC
Economía
  • Administración
  • Fiscal
  • Macroeconomía
  • Mundo
  • Política
  • El Mobile World Congress, la feria más importante de la tecnología, que se lleva celebrando en Barcelona desde hace años amenaza con irse definitivamente en 2019 debido a la “incertidumbre” y “temor” por el golpe de Estado en Cataluña.

    PUBLICIDAD

    John Hoffman, el consejero delegado de la GSMA, la organizadora de esta importante feria que deja 400 millones de euros cada año en Barcelona, visitó este miércoles Barcelona, en plena huelga auspiciada por el asesino del empresario José María Bultó, Carles Sastre. Los huelguistas cortaron calles, carreteras e incluso vías del ferrocarril, incluidas las del AVE, cuyo servicio dejó de funcionar a media tarde. La estampa mostrada a Hoffman no fue ni mucho menos la mejor tarjeta de visita que se podía presentar al estadounidense.

    Por este motivo, sumado a los altercados por los registros en la sede de la Consejería de Economía, la celebración del referéndum ilegal del 1-O, la huelga política del 3-O y ahora nuevos paros podrían decantar la balanza en favor de la salida de esta importante feria que se celebra en Barcelona cada mes de febrero. Según han asegurado fuentes conocedoras del encuentro entre Hoffman y Carlos Grau, director de la fundación Barcelona Mobile World Capital, el máximo responsable de la GSMA aseguró que sus socios, empresas e inversores estudian la idoneidad de la continuidad del MWC a partir de 2019. Los motivos esgrimidos son la falta de estabilidad política y social para su funcionamiento.

    Durante las celebraciones de los pasados Mobile World Congress se han convocado huelgas estudiantiles y de taxistas, conocedores de la importancia del evento. Ahora Hoffman muestra el “temor” tras el golpe de Estado, según recoge La Vanguardia. Más cuando ayer fue un desastre económico para el sector del transporte por carretera. Hasta esta misma mañana de este jueves no se ha abierto la aduana con Andorra y Francia a través de Puigcerdá.

    PUBLICIDAD

    Durante su intervención ante el patronato, Hoffman mostró su “inquietud” y “temor” por el golpe de Estado en Cataluña y que la intervención con el 155 de la Constitución malentone aún más a los independentistas. De momento, es segura la celebración del MWC para el próximo año, pero está en entredicho su celebración para 2019, pese a que la sede oficial es Barcelona hasta el 2023, según el nuevo contrato. El MWC podría irse a otros lugares como Fráncfurt.

    Tras estas declaraciones de Hoffman, algunos asistentes empezaron a trasladar un mensaje de tranquilidad. El secretario de Estado de la Sociedad de la Información y Agenda Digital y representante del Gobierno central en el patronato de la fundación, José María Lassalle, ha asegurado que existe buena sintonía e intereses comunes con el Ayuntamiento de Barcelona para garantizar la continuidad. Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, llegó a mostrar su “confianza plena” en Barcelona para garantizar el MWC.

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    trackback

    […] Hasta los teléfonos móviles abandonan Cataluña […]

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®