Qué tener en cuenta al emprender tu propio negocio de fotografía de boda

Qué tener en cuenta al emprender tu propio negocio de fotografía de boda

Emprender un negocio es el sueño de muchos españoles, aunque en caso de no valorar una serie de aspectos puede acabar convirtiéndose en una pesadilla de principio a fin. Por el contrario, teniendo en cuenta los factores trascendentes que afectan al devenir de la empresa en cuestión es posible cosechar un gran éxito que se traduzca en suculentos beneficios mes tras mes.

PUBLICIDAD

A la hora de montar un negocio es esencial que el sector en cuestión te apasione. Si sientes una especial devoción por la fotografía de boda conviene que tengas presentes diversas claves que adquieren una gran importancia, sobre todo si quieres triunfar como ya lo han hecho otros profesionales. Así lo ejemplifican los fotógrafos en la comunidad valenciana que tratan anualmente con una elevada cantidad de clientes con todo lo que ello acarrea en términos económicos.

Pero lograr un éxito de este calibre no es nada sencillo. En primer lugar antes incluso de la obtención de los primeros ingresos es un requisito imprescindible darse de alta en Hacienda para que cada euro ganado con tus tareas de inmortalizaciones tribute debidamente. Al hacerlo debe ser indicado el pertinente epígrafe en base a la actividad que se efectuará durante el transcurso de tus jornadas laborales.

Trimestralmente son un total de tres las declaraciones a realizar en caso de que las tareas profesionales tengan lugar en un local alquilado, reduciéndose a dos si no es así: IVA e IRPF. Por otra parte, si en un año elaboras una o varias facturas para un cliente en concreto por valor superior a 3000 euros entre todas ellas es indispensable rellenar el Modelo 347 llevando a cabo la correspondiente declaración.

PUBLICIDAD

Más allá de impuestos y tributaciones en general todo individuo que quiere emprender dando forma a un negocio de fotografía de boda debe hacer todo lo posible con tal de distinguirse de la competencia. Para ello no basta con plasmar un estilo único en cada inmortalización tomada, sino que es imprescindible disponer de un buen equipo técnico, empezando por las cámaras que te acompañarán.

Adquirir este tipo de dispositivos con lentes de categoría y que rebosan una altísima calidad resulta una operación económica de muchos euros, sobre todo al sumar el coste de todos los entes necesarios: ópticas, soportes, ordenadores para el posterior tratamiento de las imágenes, etcétera. Afortunadamente existe la posibilidad de incluirlos en el listado de gastos si pretendes hacer uso de ellos profesionalmente durante una considerable cantidad de tiempo, amortizando así los bienes de tu empresa.

Ya de por sí comenzar con la andadura que supone emprender un negocio es verdaderamente complicado en los primeros meses, pero en el caso de los fotógrafos de bodas resulta si cabe más difícil. Y es que son muchos los novios que únicamente contratan al especialista en cuestión consultando previamente su portfolio para cerciorarse de que la calidad, el estilo y otros aspectos congenian con aquello que quieren para su respectiva ceremonia.

Así pues, es esencial que en la medida de lo posible añadas las fotografías de las bodas que han celebrado tus primeros clientes al portfolio presente en tu página web o en tu local. Ello exige cumplir con la Ley Orgánica de Protección de Datos, la cual no solo abarca información personal, sino también imágenes de las personas. Es por este motivo que una acción recomendable consiste en elaborar un formulario con el que los novios contratantes autoricen la reproducción total o parcial de las fotos obtenidas en su boda.

PUBLICIDAD

En cualquier caso es de vital importancia lograr que los clientes terminen cien por cien satisfechos con el servicio prestado antes, durante y después de la ceremonia. Si bien este aspecto es aplicable a todo negocio que se precie lo cierto es que adquiere una mayor trascendencia en el sector de la fotografía de boda. Para una pareja es el día más especial de sus respectivas vidas, y desean que les acompañe un profesional en el que puedan confiar totalmente.

Es por ello que multitud de novios consultan las opiniones vertidas en la red por parte de otras parejas que anteriormente han contratado los servicios de los fotógrafos de bodas que tienen en mente, comprobando el porcentaje de satisfacción y optando únicamente por aquellos que presentan buenas cifras en este sentido.

A raíz de dicho aspecto sale a colación otro factor muy a tener en cuenta por parte de todo emprendedor que desee crear su propio negocio de fotografía de boda. Se trata de la presencia en Internet, fundamental en los tiempos que corren.

Gozar de visibilidad en la red de redes no hace referencia únicamente a disponer de una página web en la que muestres tu portfolio, indiques los servicios que realizas e incluso permitas solicitar presupuestos a distancia, sino también a llevar a cabo otras acciones relevantes como la de elaborar una ficha de empresa en Google My Business. De esta manera tu negocio de fotografía de boda paulatinamente irá adquiriendo envergadura hasta convertirse en la opción preferida por los futuros casados.

ONE COMMENT ON THIS POST To “Qué tener en cuenta al emprender tu propio negocio de fotografía de boda”

  1. Lazaro Carlos Hernandez dice:

    Muy interesante articulo.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®