El rescate bancario español, con más sombras que luces

El rescate bancario español, con más sombras que luces
Empresas
  • Banca
  • Construcción
  • Consumo
  • Energía
  • Industria
  • Inmobiliaria
  • Motor
  • Seguros
  • Telecomunicaciones
  • Transporte
  • Turismo
  • La actuación de personajes como Borja Prado Eulate, presidente de Endesa, en el caso de BMN desvela, como lo ha puesto de manifiesto el Tribunal de Cuentas, la pésima gestión que se hizo en España del rescate bancario con las cajas y bancos en quiebra.

    PUBLICIDAD

    En su informe de fiscalización, el Tribunal de Cuentas afea algunas de las decisiones adoptadas por el fondo de rescate español, el FROB, que depende directamente del ministro de Economía, Luis de Guindos, ya que -excepto en dos casos- no aprobó un procedimiento que estableciera las reglas básicas a aplicar en cada una de las ventas de entidades de crédito.

    Y es que con el rescate de las cajas de ahorro que llevaron a la quiebra sus dirigentes políticos, muchos intentaron hacer un gran negocio mientras el resto de los españoles sufrían los recortes en sus prstaciones, la subida del IRPF en sus nóminas, mientras otros tantos perdían sus empleos y sus empresas o negocios.

    Tal y como ha publicado Intereconomia.com, uno de esos personales que intentó sacar partido fue Borja Prado, que quiso intermediar en la venta de Banco Mare Nostrum al Popular. Y lo hizo en nombre del ministro Luis de Gunidos, aunque el Ministerio de Economía haya negado tal encargo.

    PUBLICIDAD

    El Tribunal de Cuentas determina en su informe sobre el rescate bancario española que, de hecho, el FROB ni siquiera determinó los criterios “financieros, fiscales y de oportunidad” que debían aplicarse para valorar, ordenar y seleccionar cada uno de los instrumentos de apoyo financiero que cabría adoptar en cada proceso, especialmente en los de resolución y venta de entidades, añade el Tribunal de Cuentas.

    Contratación de expertos y asesores

    Entre abril y octubre de 2001, recuerda, el FROB contrató a expertos independientes para la elaboración de informes y valoraciones de dos entidades, antes de que éstas solicitaran formalmente ayudas públicas.

    Esta anticipación en la contratación de los estudios se aparta del criterio establecido por ley y provocó que los informes recibidos por el FROB (que costaron un total de 1,4 millones de euros) fueran “innecesarios”.

    Sobre este asunto, el Tribunal de Cuentas ya señaló que las propias normas del FROB recogen que este tipo de informes de valoración debían ser repercutidos a las entidades de crédito y, sin embargo, el fondo no ha repercutido estos costes.

    PUBLICIDAD

    La explicación es que “a la vista de un informe solicitado a la Abogacía General del Estado”, la Comisión Rectora del FROB acordó la “no aplicación” de esta norma en las últimas ayudas públicas concedidas.

    El Tribunal de Cuentas critica asimismo que el FROB autorizara contratar una línea de crédito sindicada de hasta 3.000 millones como fuente de financiación alternativa en el caso de que los fondos de la entidad fueran insuficientes, puesto que al final no la utilizó y ha costado durante sus dos años de vigencia 33 millones.

    La oposición reacciona

    El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, el mayor apoyo que tiene ahora mismo el PP, ha anunciado hoy que su grupo solicitará la creación de una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados sobre el rescate de las cajas de ahorro para averiguar “qué pasó y asegurar que no se vuelva a repetir”.

    “Cuando quiebran el 70 por ciento de las cajas de ahorro y nos cuesta más de 60.000 millones a los ciudadanos, es necesario investigar qué pasó y asegurar que no se vuelva a repetir”, ha subrayado Rivera en una entrevista en Tele 5.

    En su opinión, el problema con las entidades financieras es que estaban “tremendamente politizadas” y “habría que haber dejado caer a alguna caja garantizando los depósitos”.

    Unidos Podemos

    El grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, al igual que Ciudadanos, quiere que se cree una comisión de investigación sobre las posibles responsabilidades derivadas de la actuación y gestión de las entidades financieras durante la crisis financiera.

    En un comunicado, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea explica que ha formalizado ya la petición de esta iniciativa parlamentaria gracias al respaldo del Grupo Mixto, único grupo con el que ha mantenido contactos en este sentido.

    “Dados los escándalos que las investigaciones judiciales han sacado a la luz en la gestión de determinadas cajas de ahorro, se hace necesaria una actuación de los representantes de la ciudadanía”, señala la iniciativa.

    Para el grupo parlamentario confederal existe “la obligación de dar respuesta a la exigencia de la sociedad española”, que debe saber si con el dinero de todos los ciudadanos se ha financiado, o podido financiar, el fraude, el enriquecimiento injusto y la estafa de los gestores de las cajas de ahorros de España.

    La petición de esta iniciativa parlamentaria se produce un día después de conocer el informe del Tribunal de Cuentas que, “además de cuestionar la actuación del FROB en el proceso de rescate bancario”, cuantifica el importe de los recursos públicos comprometidos en la reestructuración en 122.122 millones de euros.

    De esta cantidad, la mitad de los apoyos se han materializado en aportaciones al capital de las entidades de crédito y a cuotas participativas, con lo que el coste asciende ya a 60.247 millones de euros, 52.241 aportados por el FROB y el resto por el propio sector.

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información CERRAR