BBVA celebra el 15 de marzo su primera junta tras la marcha de González y el escándalo Villarejo

BBVA celebra el 15 de marzo su primera junta tras la marcha de González y el escándalo VillarejoFrancisco González y Carlos Torres, expresidente Ejecutivo y presidente Ejecutivo del BBVA, respectivamente. González sigue como presidente de Honor y de la Fundación, pese al escándalo Villarejo. / EFE

El BBVA celebrará el próximo 15 de marzo su primera junta de accionistas tras la marcha de Francisco González como presidente del banco, cita que servirá para reelegir a su sucesor, Carlos Torres Vila, aprobar las cuentas de 2018 e información que recogerá los riesgos reputacionales tras conocerse el escándalo Villarejo. 

PUBLICIDAD

El orden del día no despeja la duda de si la información no financiera recogerá el efecto que podría tener sobre el banco su relación con el excomisario José Manuel Villarejo, cuyo alcance BBVA trata de esclarecer mediante una investigación externa.

Según ha trascendido públicamente, el BBVA, cuando era presidido por Francisco González, contrató los servicios del comisario Villarejo, hoy ya ex y en prisión, desde 2004 para espiar a políticos, empresarios y periodistas que confabularon igualmente para hacerse con el control del banco en una operación dirigida por el constructor Luis del Rivero, presidente entonces de Sacyr, y que contó con el beneplácito del Gobierno de Zapatero y la implicación de Miguel Sebastián, director de la Oficina Económica de Moncloa en aquellas fechas y exdirector del Servicio de Estudios del BBVA, banco del que fue despedido por el propio Francisco González.

La CNMV ha advertido en los últimos días que estará vigilante a la información que el banco suministre al mercado más allá de la puramente financiera, como son las cuentas de 2018, y ha insistido en que pondrá el foco en los riesgos reputacionales.

PUBLICIDAD

La junta de accionistas de BBVA, además, debería servir para dar el visto bueno al reparto de dividendos, reelegir a Torres Vila, ratificar el nombramiento de Onur Genç como consejero delegado y del consejero independiente Sunir Kumar Kapoor, nacido en la India.

También se someterá a aprobación de los accionistas la política de remuneración de los consejeros, que incluye el número máximo de acciones a entregar, y el visto bueno de un bonus para un colectivo de empleados que puede llegar a triplicar su salario fijo.