BBVA pierde 1.050 millones tras asumir Erdogan el poder absoluto en Turquía

BBVA pierde 1.050 millones tras asumir Erdogan el poder absoluto en TurquíaFrancisco González, presidente de BBVA./EFE

BBVA tiene una especial atracción por Turquía, un país al que tiene una fuerte exposición y cuya moneda se está debilitando tras el ascenso al poder de Recep Tayip Erdogan. La caída del 2,45% en la jornada de este martes le ha costado a la entidad presidida por Francisco González cerca de 1.050 millones.
La lira turca se encuentra en mínimos históricos frente al euro, en los 5,5, un nivel debido a la subida de la inflación al 12% y al empeño de Erdogan de mantener medidas de flexibilización monetaria, ofreciendo a través de la banca pública créditos a precios de derribo, todo para evitar el estallido de la caldera en la que está inmersa la economía. No obstante, los expertos afirman que el país no aguantará la presión debido al sobrecalentamiento económico, con el creciente riesgo de impago de las empresas a la banca.

PUBLICIDAD

“Es un banco estupendo, que a nosotros nos parece que tiene un punto débil que es Turquía. Ellos lo ven como una oportunidad estupenda, pero creemos que en emergentes es complicado y la tecnología normalita, además la de depreciación de la lira turca también está afectando”, ha analizado Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter. “Estamos más cómodos en Banco Santander”, ha apostillado en los micrófonos de Capital de Radio Intereconomía.

BBVA no es ajeno a este infierno económico que se avecina. Turquía es uno de los mercados importantes y por el que más ha apostado la entidad presidida por Francisco González, comprando el 49% de Garanti, una de las grandes entidades financieras del país, con las que ha perdido 1.840 millones de euros, un 63% más de los 1.123 con los que ha visto mermado su beneficio por Telefónica. No obstante, las pérdidas que podría apuntarse por Telefónica podrían incrementarse debido a la caída superior al 5% que experimentan las acciones de la operadora desde enero, aunque ha llegado a sufrir aún más en algunos momentos del año.

Turquía, como Argentina y otros países donde opera BBVA, registra un desplome de su divisa. La lira se ha hundido frente al dólar, mientras Erdogan insiste en apagar el fuego con gasolina, obligando a prestar dinero a bajos tipos de interés para mantener el consumo, mientras la inflación se desboca ya al 12%, seis veces más que en España.

PUBLICIDAD

El banco, con una caída del 10,46% desde el inicio del año, ha tratado de tranquilizar a los inversores por la incertidumbre política en México y Turquía. El director financiero del BBVA, Jaime Sáenz de Tejada, aseguraba que las elecciones en México y Turquía afectaban a la acción. No obstante, una vez pasados estos tragos subirían. “La acción recuperará tracción” una vez pasen los dos procesos electorales. No obstante, BBVA se enfrenta también en España a nuevos impuestos, como el de las transacciones financieras, que ha anunciado Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, para cubrir el déficit de las pensiones, un incremento muy criticado por la banca, aunque podría trasladarlo a los clientes.

Según el director financiero del banco, el “potencial de generación de resultados” debido en parte a las “menores pérdidas asociadas a la cartera inmobiliaria”. Y es que, BBVA ha tenido que desprenderse de gran parte de su negocio inmobiliario por los números rojos registrados.

La debilidad de la lira y el sobrecalentamiento de la economía incrementan los riesgos de impago de las empresas turcas

Según los datos recogidos por Crédito y Caución, Turquía registró en 2016 una caída de la confianza económica y una breve contracción económica. Con una bajada de impuestos, incentivos al empleo y más apoyo a la financiación, la recuperación fue en forma de ‘V’, una brusca caída para dar paso a una vertiginosa subida. En 2017, el PIB real de Turquía subía al 7,4%.

No obstante, en el último informe, se da la siguiente alerta: “El motor económico turco se está sobrecalentando claramente y está empezando a fallar”. La inflación alcanza ya el 12%, muy por encima de la tasa prevista por el banco central, en el 5%. “Los tiempos económicos turbulentos están lejos de haber terminado. Es posible, incluso, un escenario de aterrizaje forzoso”, ha advertido.

PUBLICIDAD

El enfriamiento gradual de Turquía “requiere cierta alineación implícita entre la política fiscal y monetaria que hasta ahora ha estado ausente”, señala la entidad.

“La situación actual, en la que las tardías medidas agresivas de política monetaria del banco central intentan compensar el excesivo estímulo fiscal del gobierno, no es un mix óptimo de políticas. Un nuevo episodio de volatilidad en el tipo de cambio, seguido por el agotamiento de los flujos de capital, sería el desencadenante más probable de un aterrizaje forzoso de la economía turca”, afirma.

Los exportadores europeos, golpeados por la depreciación de la lira

“La depreciación de lira es una mala noticia para los socios comerciales turcos. Aunque una moneda más barata hace que Turquía sea más competitiva en términos de costes y apoya el crecimiento de las exportaciones turcas, la demanda de productos de importación, más costosos, debería comenzar a desacelerarse desde su alta tasa actual de crecimiento”.

La Unión Europea, que representa el 37% de las importaciones turcas, podría resultar la más afectada ya que Turquía puede desviar aún más su demanda de Europa hacia importaciones más baratas de China, Rusia y Oriente Medio.

El informe difundido por la aseguradora de crédito líder en España advierte que “los socios comerciales europeos deberían preocuparse por la salud financiera de las empresas turcas con las que hacen negocios” ya que la deuda externa, que es principalmente propiedad del sector privado, supera el 200% de las exportaciones turcas de bienes y servicios. “En particular, las empresas no financieras corren un riesgo cambiario sustancial con aproximadamente la mitad de sus préstamos totales, que representan cerca de 70 % del PIB, denominados en moneda extranjera”.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®