El Banco Santander gana un 10 % menos hasta marzo y pierde fuelle en algunos mercados

El Banco Santander gana un 10 % menos hasta marzo y pierde fuelle en algunos mercadosJosé Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander

El Banco Santander ganó 1.840 millones de euros en el primer trimestre de 2019, un 10 % menos, por el escaso dinamismo de algunos mercados, así como por la pérdida neta de 108 millones de euros por la venta de activos y costes de reestructuración.

PUBLICIDAD

Según ha explicado este martes en rueda de prensa el consejero delegado del banco, José Antonio Álvarez, este cargo incluye 150 millones de euros de plusvalías por la venta del 51 % de Prisma en Argentina, que no han compensado los 180 millones que perdió por la venta de una cartera de inmuebles en España.

A esta pérdida se suman los 78 millones de euros que destinó a gastos de reestructuración en Reino Unido y Polonia, añade la entidad, que recuerda que sin este cargo hubiera ganado 1.948 millones, el 4 % menos, «por la negativa evolución de los mercados, la aplicación de la normativa IFRS 16, y el ajuste por la alta inflación en Argentina».

Pese a la caída del beneficio trimestral, influido por los retrocesos de las cuentas en Reino Unido, España y Polonia, cada uno por distintas razones, el negocio ordinario se mantuvo «sólido», con un alza del crédito y los recursos de clientes.

PUBLICIDAD

En Reino Unido, las ganancias bajaron con fuerza, un 36 %, hasta 205 millones, tras dotar 66 millones a costes de reestructuración, aunque Álvarez no se mostró preocupado por la pérdida de peso de la filial en las cuentas globales y no quiso relacionar directamente este recorte con el «brexit».

«Cuando hay un escenario de incertidumbre las decisiones se posponen», dijo antes de recordar que gran parte de su negocio en ese país son hipotecas, un producto «muy competitivo».

En España, el grupo ganó 406 millones de euros entre enero y marzo, resultado de sumar los 403 millones obtenidos con la actividad de banca minorista (-11 %) y los 59 logrados por la filial de créditos de consumo en España y restar a esa cantidad los 56 millones que perdió el área inmobiliaria.

Sobre el nuevo ERE que empezarán a negociar con los sindicatos el próximo lunes, Álvarez tampoco quiso dar muchas pistas de cuántos empleados podrían verse afectados y se limitó a explicar que esperan un acuerdo lo antes posible y completar casi todo el proceso este año.

PUBLICIDAD

Durante la presentación de las cuentas, Álvarez no quiso valorar los resultados de las elecciones del domingo, pero dijo que a los partidos les corresponde ahora llegar a acuerdos para dar confianza a los inversores y hacer de España un país atractivo para invertir.

Preguntado por la posibilidad de que el nuevo Gobierno apruebe un nuevo impuesto a la banca, ha asegurado que una tasa exclusiva para un solo sector genera «asimetrías» y «no tiene sentido».

En Brasil, el beneficio aumentó un 7 %, hasta 724 millones de euros; en Santander Consumer Finance, casi un 1 %, hasta 325 millones; en México, un 18 %, hasta 206 millones, y en EEUU, Santander ganó un 46 % más, hasta los 182 millones.

En Argentina, el banco ganó 161 millones, un 143 % más, tras la venta del 51 % de la participación del banco en Prisma Medios de Pago, lo que generó una plusvalía neta de 150 millones, mientras que la filial chilena redujo un 1 % sus ganancias, hasta los 149 millones.

En Portugal, el beneficio aumentó un 7 %, hasta 135 millones, y en Polonia bajó un 21 %, hasta los 50 millones (tras dotar una provisión por costes de reestructuración de 12 millones).

El grupo cerró el primer trimestre con un ratio de capital de máxima calidad CET1 del 11,25 %, mientras el capital CET 1 «fully loaded» (que cumple todas las exigencias de Basilea III), alcanzó el 14,84 %.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta, el de intereses -que mide los ingresos- creció un 2,7 %; el bruto -que añade las comisiones- bajó un 0,5 % y el neto cayó un 0,9 %.