El banco turco Garanti, propiedad del BBVA, reconoce que 2019 será aún peor que 2018

El banco turco Garanti, propiedad del BBVA, reconoce que 2019 será aún peor que 2018Francisco González y Carlos Torres, expresidente Ejecutivo y presidente Ejecutivo del BBVA, respectivamente. González sigue como presidente de Honor y de la Fundación, pese al escándalo Villarejo. / EFE

El banco turco Garanti, participado en un 49,85 % por el BBVA, ha revisado a la baja sus estimaciones para 2018 y proyecta, además, un 2019 en condiciones peores que el año anterior, según el último informe enviado por la entidad a la Plataforma de Información Pública de Turquía.

PUBLICIDAD

La fuerte caída de la lira turca desde inicios del año 2018, especialmente pronunciada en agosto, ha sumido Turquía en una crisis financiera que ha afectado a los consumidores y ha dificultado el negocio bancario.

Según el informe, si Garanti esperaba inicialmente un crecimiento del 14 % para los créditos otorgadas en liras durante 2018, ahora rebaja esa expectativa a “una cifra baja de un solo dígito”.

Además, el porcentaje de créditos morosos será del 5 % en lugar del 4 o 4,5 % esperado, y el coste de riesgo se situará en 250 puntos básicos, muy por encima de los 150 proyectados.

PUBLICIDAD

Los ingresos por comisiones, no obstante, suben al 30 %, frente al 20 % esperado, y la subida de los costes operativos se mantendrá dentro de la tasa de inflación, del 20,3 % el año pasado.

Para este año, Garanti espera una situación económica aún difícil en Turquía, con una demanda interna débil, si bien las exportaciones se incrementarán gracias a la deprecación de la lira, por lo que el país se recuperará en 2020, prevé la entidad.

El crecimiento económico de Turquía se situará en el 3 % en 2018, la cifra más baja de los últimos 8 años, pero bajará al 1 % en 2019, pronostica Garanti.

Al mismo tiempo, la inflación bajará solo moderadamente hasta el 16 % en 2019, por lo que el Banco Central turco mantendrá unas tasas de interés altas, previsiblemente del 20 % frente al 24 % actual, agrega el informe.

PUBLICIDAD

Debido a todo ello, el crecimiento de activos de Garanti se situará en un 5 % en 2019, y los créditos en liras aumentarán en la misma proporción, mientras que los préstamos en divisas se reducirán un 10 %, al tiempo que la tasa de morosidad subirá hasta el 7 %, pronostica el banco.

Garanti, el mayor banco turco en capitalización bursátil y el segundo en número de depósitos de clientes, pasó a depender del BBVA primero con un 25 % del capital en 2011 y con prácticamente el 50% desde febrero de 2017. 

La pésimas evolución de este banco del BBVA fue uno de los factores determinates en el pésimo año del banco vasco en Bolsa en 2018, donde perdió cerca del 35% de su valor en el último ejercicio de Francisco González como presidente.