El expresidente de la CNMV Manuel Conthe defiende a Rodrigo Rato en el caso Bankia

El expresidente de la CNMV Manuel Conthe defiende a Rodrigo Rato en el caso BankiaManuel Conthe, ex presidente de la CNMV

El expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Manuel Conthe ha defendido este martes que en el caso de la salida a bolsa de Bankia “no ha habido ilícito penal de ningún tipo”.

PUBLICIDAD

Durante su participación en un encuentro con los medios en el Consejo General de Economistas, Conthe ha añadido que el expresidente de Bankia Rodrigo Rato “tiene razón” al decir que todo cuanto hicieron las cajas y la propia Bankia “lo hicieron con el conocimiento del Banco de España”.

Ha admitido que en ese momento pudieron utilizarse criterios “demasiado laxos”, pero esta es una “cuestión opinable” que está “a años luz de cualquier hecho que tenga trascendencia penal”.

De hecho, ha considerado que “el tema de Bankia ya está resuelto” desde que se declararon nulas las ventas de acciones a particulares, si bien ha argumentado que la anulación debió producirse por mala comercialización y no por irregularidades contables.

PUBLICIDAD

“Si los jueces entraran en la lógica económica del asunto”, ha subrayado, “se darían cuenta de que este asunto nunca debió entrar en la vía penal” y acabarían “declarando inocentes a todos”.

En su intervención, Conthe también ha criticado que en el ámbito financiero se hayan producido sentencias “disparatadas” que “dicen que los bancos sabían lo que iba a pasar y que engañaron a los clientes”, como la de las cláusulas suelo.

Preguntado sobre la posibilidad de haber sido espiado por el excomisario José Manuel Villarejo cuando presidía la CNMV, Conthe ha asegurado no tener “constancia” de que sus conversaciones se escucharan y ha afirmado que no le “preocupa lo más mínimo”.

Manuel Conthe dimitió como presidente de la CNMV siendo presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y ministro de Economía Pedro Solbes porque se opuso a las maniobras del Ejecutivo para que Endesa acabase en manos de la pública italiana Enel, frente a la alemana E.On que fue la segunda que lanzó una opa tras una pírrica oferta incial lanzada por Gas Natural, presidida por aquel entonces por Salvador Gabarró. Clave en esta guerra fue el papel jugado por Carlos Arenillas, vicepresidente de la CNMV, que procedía de Intermoney, una sociedad financiera y de análisis siempre muy bien relacionada con el PSOE. Conthe, el día de su dimisión, llegó a decir que sólo envidiaba de Arenillas su patrimonio tras las fuertes discrepancias que se vivieron en el seno del organismo de control bursátil por las maniobras políticas en la opa de Endesa.

PUBLICIDAD