El informe de Deloitte que acabó con 100 años de historia del Popular se hizo en 12 días

El informe de Deloitte que acabó con 100 años de historia del Popular se hizo en 12 díasCartel de un euro en una sucursal de Banco Popular
Empresas
  • Banca
  • Construcción
  • Consumo
  • Energía
  • Industria
  • Inmobiliaria
  • Motor
  • Seguros
  • Telecomunicaciones
  • Transporte
  • Turismo
  • El informe de Deloitte, que cifró el agujero del Popular entre 11,800 y 20.900 millones y que acabó con un banco centenario, se realizó en 12 días, cuando, como reconoce la propia consultora, se necesitan al menos seis semanas para hacer un documento de estas caracteristicas.

    PUBLICIDAD

    Hoy se ha hecho ṕúblico parte del informe de Deloitte que acabó con 100 de historia de unos d elos bancos más rentables y seguros del sistema financiero español.

    Las criticas de los 350 afectado, ya sean accionistas o bonistas, no se han hecho esprar. Y es que el informe parece poco real y precipitado y fija un rango muy alto entre el mejor de los escenarios (11.800 millones de agujero) y el peor (20.600 millones).

    En el documento de Deloitte publicado hoy por la JUR tras eliminar su información sensible, la consultora señala que no tuvo acceso a “cierta información crítica” y que tuvo “oportunidades limitadas” de debatir las conclusiones con la directiva, auditores, supervisores y otro personal familiarizado con el Popular.

    PUBLICIDAD

    La consultora precisa que tuvo 12 días para elaborarlo, mientras que normalmente hubiesen esperado contar con “al menos seis semanas” para un proyecto de esta naturaleza y puntualiza que así se acordó inicialmente con la JUR el 23 de mayo de 2017.

    El BCE decretó que el Banco Popular era “una entidad inviable” con un informe de Deloitte elaborado en 12 días

    El pasado 6 de junio, el BCE decretó que el Banco Popular era “una entidad inviable o con probabilidad de serlo” y lo comunicó a la Junta Única de Resolución, que durante la madrugada ordenó la resolución de la entidad.

    El 7 de junio, el Ejecutivo comunitario dio luz verde al plan de resolución.

    El Santander, el único banco que presentó una oferta de compra, se hizo entonces con el 100 % del Banco Popular por un simbólico euro en una operación en la que accionistas y tenedores de deuda perdieron el 100 % de la inversión.

    PUBLICIDAD

    Esto abrió la puerta a numerosos procesos judiciales ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y los tribunales españoles, como los que presentaron Anchorage Capital, Algebris y Ronit Capital.

    Comenta

    Notificar de
    avatar
    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®