Se inician los contactos entre Caixabank y los sindicatos para el nuevo ERE

Se inician los contactos entre Caixabank y los sindicatos para el nuevo ERE

Caixabank inicia mañana los contactos con los sindicatos sobre el ERE necesario para avanzar en la transformación de la red de oficinas urbanas, mantener la red de oficinas en el ámbito rural y potenciar los servicios digitales, como el modelo de atención a clientes “In Touch”. Todo se hará negociado con los sindicatos.

PUBLICIDAD

La dirección de CaixaBank y los sindicatos del banco inician mañana los contactos sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) que esta entidad financiera tiene previsto presentar para ajustar su plantilla a las necesidades del banco.

Fuentes sindicales han explicado a Efe que mañana no está previsto que se conozca todavía el número de afectados, pero estiman que afectará a entre 2.000 y 2.500 personas, aunque la dirección de CaixaBank todavía no ha facilitado ninguna cifra.

Según estas fuentes, el encuentro de mañana debería servir para constituir la mesa negociadora y establecer el calendario de negociación, entre otras cuestiones.

PUBLICIDAD

Se trata de una toma de contacto entre ambas partes con voluntad de acercar posiciones antes de formalizar la presentación del ERE.

Los sindicatos del banco afrontan el inicio de los contactos con la premisa de no aceptar salidas forzosas en la entidad, cuya plantilla es de unas 32.000 personas.

CaixaBank anunció el pasado 27 de noviembre en Londres, donde presentó su plan estratégico hasta 2021, que preveía reducir en los próximos tres años 821 oficinas urbanas, un 18 % de la red actual.

Entonces, el consejero delegado del banco, Gonzalo Gortázar, ya dijo que ello implicaría un ajuste de plantilla y garantizó que el recorte de personal se haría de forma negociada con los sindicatos.

PUBLICIDAD

Con este ajuste de personal, CaixaBank pretende, tal como anunció en ese momento, avanzar en la transformación de la red de oficinas urbanas, mantener la red de oficinas en el ámbito rural y potenciar los servicios digitales, como el modelo de atención a clientes “In Touch”.

Los ajustes laborales de los últimos años acometidos en el banco han sido pactados por la dirección y los sindicatos, y esa es la intención con la que ambas partes afrontan ahora el inicio de las negociaciones.

CaixaBank, que tenía en 2014 un total de 5.358 oficinas, tanto urbanas como rurales, prevé situarse en 2021 con 3.640.

En paralelo, CaixaBank quiere extender en las ciudades su modelo de oficina ‘Store’, que son sucursales más grandes, enfocadas a la atención personalizada al cliente y con un horario de apertura más amplio. En este sentido, prevé pasar de las 285 oficinas previstas a cierre de 2018 hasta las 600 en 2021.