S&P iguala el riesgo de la banca española a las rescatadas Irlanda e Islandia

S&P iguala el riesgo de la banca española a las rescatadas Irlanda e IslandiaPablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, organismo que supervisa a los bancos españoles.

La agencia S&P Global equipara el riesgo de la banca española al del sistema financiero de países rescatados como Irlanda e Islandia, y en línea con la industria bancaria de México, Nueva Zelanda o Taiwán, aunque en mejor posición que el sector de Italia o Portugal.

PUBLICIDAD

Y no parece que vaya a haber cambios a corto plazo porque S&P ve “estables” los riesgos de la industria, a pesar de que cree que la situación económica está apoyando la recuperación de los bancos, según explica en un informe publicado este jueves.

En el lado positivo, la economía española se recuperó con fuerza después de la recesión, se abrió más al exterior y el déficit fiscal se ha reducido a un nivel “más manejable”, al tiempo que los bancos se han desprendido de activos inmobiliarios.

Dicho esto, añade S&P, aún pesan algunas debilidades en la evaluación del riesgo de la industria financiera, por un entorno económico con más riesgos que el de otras economías desarrolladas.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, el paro sigue siendo el segundo más alto de la Unión Europea (UE), la deuda del sector público es elevada y la dependencia de la economía del exterior sigue siendo alta, lo que hace a España vulnerable al empeoramiento de las condiciones de financiación externa.

Tampoco pasa por alto S&P la incertidumbre política respecto a la capacidad del Gobierno para implementar su presupuesto económico y presupuestario, por lo que la agencia no descarta elecciones anticipadas, al tiempo que da por hecho que continuará la confrontación con Cataluña.

Respecto a la banca, aplaude que los depósitos hayan ganado peso para financiar el crédito, haya mejorado el acceso a la financiación del mercado y la solvencia se haya fortalecido, aunque aún así cree que siguen siendo vulnerables a los cambios en la confianza de los inversores.

PUBLICIDAD