May deja fuera a las constructoras españolas en el AVE de Londres

May deja fuera a las constructoras españolas en el AVE de LondresTheresa May
Empresas
  • Banca
  • Construcción
  • Consumo
  • Energía
  • Industria
  • Inmobiliaria
  • Motor
  • Seguros
  • Telecomunicaciones
  • Transporte
  • Turismo
  • Carillion se ha adjudicado los 6.600 millones de libras del megacontrato del Gobierno británico para el AVE de Londres a Birmingham, dejando fuera a los consorcios liderados por constructoras españolas.

    PUBLICIDAD

    Acciona, Ferrovial y ACS se han quedado fuera de este megacontrato, anunciado este lunes en el inicio de las conversaciones por el Brexit. El Gobierno de Thersa May ha adjudicado finalmente por 6.600 millones de libras esterlinas en contratos para construir el nuevo tren de alta velocidad entre Londres y Birmingham, a empresas como la constructora Carillion, que se dispara un 10% en la Bolsa de Londres.

    Los trabajos de construcción se iniciarían el próximo 2018 con las obras de nuevas estaciones, túneles, terraplenes y viaductos en la línea de Londres a Birmingham, que constituye la primera fase del controvertido proyecto HS2. El proyecto creará 16.000 empleos y se espera que los primeros trenes circulen en 2026 entre Londres y Birmingham

    Chris Grayling, secretario de transporte, debe dar a conocer la siguiente fase, entre Crewe y Manchester y desde West Midlands hasta Leeds. Asimismo, habrá cambios en la ruta final para la segunda fase en forma de “Y” a Manchester y Leeds, incluyendo las alteraciones a la ruta propuesta original alrededor de Sheffield.

    PUBLICIDAD

    El presupuesto para la obra alcanza los 55.700 millones de libras esterlinas, pero otros cálculos apuntan a los 111.000 millones

    “Proporcionará miles de empleos decentes, miles de millones en inversión y ayudará a cerrar la brecha norte-sur. HS2 es una oportunidad real para que el acero británico brille. La siguiente fase de HS2 debería traer empleos e inversiones a las partes de Gran Bretaña que más las necesitan”, según ha afirmado el secretario general adjunto, Paul Nowak.

    Los críticos han advertido que habrá una expropiación de viviendas para que pasen por encima los bulldozer. Algunos residentes se enteraron de los planes de HS2 sólo semanas después de pasar al desarrollo de casas de dos y tres pisos, según recoge la prensa inglesa.

    Asimismo, las críticas al megacontrato apuntan que el Gobierno ha subestimado “drásticamente el coste real” de las obras, al tiempo que aseguran que el inicio de las obras ya se ha retrasado. En total, el presupuesto para la obra alcanza los 55.700 millones de libras esterlinas, pero otros cálculos apuntan a los 111.000 millones.

    PUBLICIDAD

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®