El rescate de las autopistas quebradas se dispara un 38% por las expropiaciones

El rescate de las autopistas quebradas se dispara un 38% por las expropiacionesÍñigo de la Serna, ministro de Fomento. / EFE

El rescate de las nueve autopistas quebradas costará más de los 2.000 millones estipulados inicialmente por el Gobierno de Mariano Rajoy al incrementarse en otros casi 760 millones de euros por las expropiaciones, tras las sentencias judiciales.

PUBLICIDAD

En un inicio, el Ministerio de Fomento cifró en 2.000 millones la cuantía total de este rescate. No obstante, hay que sumar ahora los 760 millones de euros que costarán las indemnizaciones por las expropiaciones, ya que las recientes sentencias judiciales están dando la razón a los propietarios del suelo, que percibieron un precio muy inferior al estipulado. En concreto, la factura se elevará un 38% más, según los cálculos del Ejecutivo.

Los 760 millones son solo las expropiaciones con sentencia firme y equivalen a cinco veces más de lo estipulado en los proyectos, según la respuesta del Ejecutivo a El País. De esta forma, la cuantía total no solo serán los 2.000 millones por el hecho de rescatar las autopistas quebradas, sino también hay que sumar los pagos a los anteriores dueños del suelo por el que circulan esta vía, que supone el 27% de la cuantía total.

El Estado tendrá que responder así a la cláusula de la responsabilidad patrimonial de la administración, RPA, por la cual las adjudicatarias de estas autopistas percibirán su indemnización, al tiempo que asumirá el pago a los propietarios, más cuando están consiguiendo sentencias firmes -no recurribles- en los tribunales al percibir un precio muy inferior a su valor de mercado en la venta forzosa de terrenos. Asimismo, la cuantía podría sumar aún más, ya que entre el 10% y el 20% de las expropiaciones está aún pendiente de la resolución.

PUBLICIDAD

En caso de que las sentencias judiciales que aún faltan por conocerse den la razón, las indemnizaciones podrían disparar aún más el coste del rescate de las autopistas quebradas

Hasta ahora, se han abonado 648 millones de euros y hay reconocidos otros pagos por valor de 112 millones, según ha afirmado el Ministerio de Fomento en respuesta a una solicitud de información amparada por la Ley de Transparencia presentada por El País. Por los terrenos de la R-4 se han pagado 185,6 millones de euros; la R-2, otros 151 millones; mientras que por la AP-41 tiene que abonar 117 millones.

Inicialmente el coste de las expropiaciones de terrenos iba a tener una factura de 387 millones, pero esta cifra, calculada por Seopan, la patronal de las constructoras, se ha quedado corta. El Estado, de momento, la ha elevado al doble.

Este coste será restado del importe calculado por la cláusula de responsabilidad patrimonial del Estado, lo que aligera la factura al contribuyente. Asimismo, espera ingresar 1.000 millones por la reprivatización de las autopistas y mientras conseguir ingresos de los usuarios que las utilicen.

Las autovías rescatadas que no tengan peajes, como la M-50, no se reprivatizarán

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha adelantado hoy que el Gobierno sacará, a partir de 2019, del proceso de “relicitación” de las radiales en quiebra o ya rescatadas los tramos de autovías que formaban parte de las concesiones pero sin peajes por su uso, como es la M50 de Madrid.

PUBLICIDAD

De la Serna ha señalado que será el Ministerio de Fomento quien asuma a partir del año próximo la gestión de estos tramos de autovías -todos en la Comunidad de Madrid- “de la misma forma que vienen siendo gestionadas otras vías”, ha apuntado.

El titular de Fomento ha opinado sobre este asunto que “en estos momentos no tiene mucho sentido” que en un proceso concesional asociado a un peaje estas autovías sean asumidas por las empresas que vayan a gestionar esos peajes.

200 kilómetros de vías ubicadas en los entornos de las autovías rescatadas

La longitud total de estos tramos de autovías es de unos 200 kilómetros, ha señalado el ministro, y ubicadas en el entorno de las autopistas rescatadas o que van a serlo, como es la M50. Ha añadido que “es razonable” que el proceso de “relicitación” se ciña a las autopistas en las que se va a cobrar peaje.

De la Serna ha recordado que ya hay dos autopistas de peaje gestionadas por el Gobierno por medio de la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (Seittsa), la R2 y la R4, y ha dicho que están “a las puertas de recibir” el resto de autopistas que siguen el proceso de liquidación.

El ministro ha recalcado que en el momento en el que reciban las autopistas restantes, “inmediatamente después” las licitarán para ponerlas en el mercado y recibir unos ingresos estimados de entre 700 y 1.000 millones de euros acuerdo con la previsión que en estos momentos hay sobre crecimiento del tráfico.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®