Inditex casi gana el 10% más en su primer trimestre y eleva sus ventas el 4,8%

Inditex casi gana el 10% más en su primer trimestre y eleva sus ventas el 4,8%Pablo Isla, presidente de Inditex./EFE

Inditex, dueño de Zara, cerró su primer trimestre fiscal (febrero y abril) con un beneficio de 734 millones y ventas de 5.927 millones, cifras récord que superan en el 9,8 y el 4,8 %, respectivamente, a las alcanzadas un año antes y con las que la compañía recupera ligeramente el ritmo tras el freno de 2018.

PUBLICIDAD

Aunque en términos absolutos el beneficio y la facturación marcaron máximos históricos en 2018, la evolución del resultado neto (2,2 %) fue la peor desde 2013 y la facturación (3,2 %) registró el menor aumento desde que el grupo cotiza en bolsa y publica cuentas (2001).

En un contexto marcado por la caída del consumo y pese a esta recuperación, el crecimiento de las ventas del mayor grupo textil del mundo se mantiene alejado del ritmo de ejercicios como 2017, 2016 y 2015, cuando subieron el 14, 12 y 17 %, respectivamente, y no han cumplido con las previsiones de los analistas, que esperaban una subida del entorno del 8 %.

Para el presidente de Inditex, Pablo Isla, las cifras muestran la solidez del modelo de negocio de la compañía, «que sigue creciendo en rentabilidad y en generación de flujo de caja tras apostar decididamente por una oferta de moda de calidad a favor del cliente» y tras hacer de la transformación digital y la sostenibilidad sus ejes estratégicos.

PUBLICIDAD

Como avance del segundo trimestre, ha destacado que la venta en tienda y a tipos de cambio constantes creció el 9,5 % entre el 1 de mayo y el 7 de junio, y el 6,5 % entre el 1 de febrero y el 7 de junio.

Estos avances contrastan con la caída en la venta de ropa registrada en abril en mercados como España (8,4 %), Francia (5,6 %) , Alemania (10 %), la Eurozona (4,3 %) o China (1,1 %).

Para el conjunto del ejercicio, Inditex prevé que sus ventas suban entre el 4 y el 6 % en términos comparables, es decir, a misma superficie comercial (descontadas aperturas y cierres).

De vuelta a las cuentas del primer trimestre, la facturación creció en todas las áreas geográficas en las que opera y en todas las cadenas y el resultado bruto de explotación (ebitda) se disparó cerca del 50 %, hasta 1.675 millones, por cambios en la normativa sobre contabilidad de alquileres.

PUBLICIDAD

Excluyendo el impacto de la aplicación de la nueva Norma Internacional de Información Financiera (NIIF 16), el crecimiento del ebitda sería del 9 % y el del beneficio neto del 7 %.

El margen bruto, una de las variables que más miran los expertos pues mide lo que saca en bruto por cada prenda que vende, fue de 3.524 millones de euros, superior en el 6 % al de un año antes, y se situó en el 59,5 % de las ventas, 61 puntos básicos más que en el primer trimestre de 2018 (58,9 %).

Esta mejora en los márgenes, basada en la contención de costes operativos, no ha sido suficiente para compensar la «decepción» en la evolución de las ventas, según los analistas, que apuntan a que, dado su tamaño, la compañía presenta cada vez menos margen para crecer y pasará de empresa en crecimiento a «empresa valor».

Así, a media sesión, las acciones de Inditex, que sí cumplió previsiones de beneficio, se dejaban cerca del 1 % en el parqué y caían hasta los 25 euros.

En el primer trimestre, el grupo abrió tiendas en 23 mercados y al cierre de abril contaba con un total de 7.447 establecimientos. En el terreno online, Zara comenzó a operar en abril en Brasil y en mayo en Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Líbano, Egipto, Marruecos, Indonesia, Serbia e Israel.

En la campaña otoño-invierno, la principal cadena de Inditex lanzará la venta en internet en Sudáfrica, Catar, Kuwait, Bahrein, Omán, Jordania, Colombia, Filipinas y Ucrania.

Como anunció en marzo, el grupo someterá a la votación de la Junta en julio el pago de un dividendo por acción de 0,88 euros (+17 %), de los que parte corresponden a un dividendo extraordinario de 1 euro a repartir con cargo a los ejercicios de 2018, 2019 y 2020. Además, eleva su de pay out -beneficio destinado a dividendo- del 50 al 60 %.

Los accionistas también deberán aprobar el nombramiento como consejero de Carlos Crespo como paso previo a su designación consejero delegado del grupo, momento en el que pasará a compartir funciones ejecutivas con Isla.