Los accionistas de DIA se movilizan tras la opa del ruso Mijaíl Fridman

Los accionistas de DIA se movilizan tras la opa del ruso Mijaíl Fridman

Diferentes grupos de accionistas de DIA se han movilizado después de la opa presentada por el magnate ruso Mijaíl Fridman sobre la compañía, que dará a conocer mañana los resultados anuales de 2018 y el nuevo plan estratégico diseñado por su equipo directivo.

PUBLICIDAD

Por un lado, tres accionistas minoritarios han informado hoy al regulador bursátil de su alianza para sindicar sus participaciones hasta alcanzar el 3,25 % del capital, con el objetivo de “garantizar una posición común y estable”.

Concretamente son la sociedad Naturinvest -detrás se encuentra Gregoire Bontoux, miembro de una rama familiar perteneciente al clan Halley, histórico accionista de referencia de la francesa Carrefour-, Altocapital -propiedad de Pedro Gómez-Pablos Calvo- y el inversor Pablo Gómez-Pablos Calvo.

También hoy, la Asociación de Accionistas Defensores de DIA ha acusado al Gobierno y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de “inacción” ante la estrategia de Fridman para hacerse con el control total de la cadena española de supermercados.

PUBLICIDAD

Esta asociación de accionistas se constituyó de forma oficial en enero de 2019 y actualmente sus socios representan “entre el 1 y el 2 %” del capital de la compañía, según ha apuntado en declaraciones a Efe un portavoz, que ha asegurado que desde su aparición pública están recibiendo nuevas adhesiones a diario.

Críticos con la estrategia del magnate ruso y el precio de 67 céntimos por acción que ofrece en su opa, también han censurado la actuación del Ejecutivo y del supervisor, por no haber “detenido el ataque de Fridman”.

Desde el regulador, su presidente, Sebastián Albella, ha asegurado que este órgano analiza de forma exhaustiva las operaciones relacionadas con esta opa, y ha precisado que por el momento ésta es “un ejemplo de información difundida ordenadamente”.

Albella ha señalado, asimismo, que no está especialmente preocupado por supuestos préstamos para la compra de valores o ciertos derivados en el caso de DIA, incluidas las posiciones bajistas.

PUBLICIDAD

Precisamente, en el capital de la cadena de supermercados se ha registrado en los últimos días un descenso notable del peso de los bajistas.

Desde la presentación de la opa el pasado día 5, Caius Capital ha reducido su exposición del 2,63 % al 1,39 %, Melqart ha pasado del 2,2 % al 1,65 % y Citadel Europe ha bajado del 2,45 % al 1,17 %.

En bolsa, el grupo de distribución DIA ha cerrado la sesión de hoy con una caída del 0,47 %, hasta los 73 céntimos, a la espera de que mañana viernes publique la empresa sus resultados anuales de 2018 y su nuevo plan estratégico.

La firma bajó a 70 céntimos en el arranque de la jornada y fue recuperando terreno con el paso de las horas, hasta situarse a un precio similar al que terminó ayer.

Analistas e inversores aguardan la publicación mañana de su informe de resultados sobre el ejercicio 2018, marcado por la crisis bursátil de los últimos meses.

La compañía decidió no dar el dato de beneficios al cierre del tercer trimestre y se limitó a informar de una caída de sus ventas netas del 13,9 %, hasta los 5.490,5 millones de euros, y una reducción de su Ebitda del 24 %, hasta los 281,1 millones de euros.

En sus informes de previsiones más recientes, HSBC calcula unas pérdidas de 19 millones de euros para DIA en 2018, por encima de los 4 millones de perjuicios que estima Société Générale.

Además, también hoy la agencia de calificación de riesgo Moody’s ha señalado que mantiene en revisión su nota de DIA en bono especulativo (Caa1), y ha advertido de que la “limitada” información divulgada hasta el momento por Fridman sobre su opa crea “incertidumbre”.