El ataque del ex director de márketing de Nestlé contra Mercadona

El ataque del ex director de márketing de Nestlé contra MercadonaEl etiquetaje en catalán de un producto de Deliplus, marca de Mercadona
Empresas
  • Banca
  • Construcción
  • Consumo
  • Energía
  • Industria
  • Inmobiliaria
  • Inversión
  • Motor
  • Seguros
  • Telecomunicaciones
  • Transporte
  • Turismo
  • Plataforma per la Llengua, presidida por el independentista y ex director de markéting de Nestlé, Jordi Tortajada, protagonizó el pasado 1 de diciembre un ataque contra Mercadona.

    PUBLICIDAD

    Hasta 15 voluntarios, con Tortajada a la cabeza, no dudaron en poner etiquetas en catalán en productos de la marca de Mercadona, Deliplus, en un supermercado de Sant Cugat. El ataque contra Mercadona se produjo justo dos meses después de que Tortajada abandonara Nestlé.

    Tortajada reivindicó su acción para exigir el etiquetado en catalán, ya que, a su juicio, Mercadona estaba “incumpliendo la ley” discriminando al catalán.

    PUBLICIDAD

    Este acto vandálico se disfrazó de una “protesta contra la persistente negativa de muchos distribuidores de bienes y servicios de cumplir con las obligaciones establecidas por el Código de consumo de Cataluña, que protege los derechos lingüísticos de los consumidores catalanes”.

    No obstante, estos comisarios políticos ocultan en su comunicado que la referida ley de consumo de Cataluña fue tumbada por el Tribunal Constitucional.

    Se refieren en concreto al artículo 128-1: “Las personas consumidoras, en sus relaciones de consumo, tienen derecho, de acuerdo con lo establecido por el Estatuto de autonomía y la legislación aplicable en materia lingüística, a ser atendidas oralmente y por escrito en la lengua oficial que escojan”.

    También se refieren al artículo 211-5: “La documentación y las informaciones necesarias para el consumo y el uso adecuados de los bienes y servicios dirigidas a las personas consumidoras deben estar a disposición inmediata de estas, de acuerdo con lo establecido por el artículo 128-1. Este requisito no se aplica a las marcas, los nombres comerciales y la rotulación amparada por la legislación de la propiedad industrial”.

    PUBLICIDAD

    “Sin perjuicio de lo establecido por la Ley 1/1998, de 7 de enero, de política lingüística, y las demás leyes aplicables, las administraciones públicas deben promover, impulsar y fomentar las obligaciones lingüísticas que la presente ley establece, especialmente, para los establecimientos y la publicidad que ocupan el dominio público y para las empresas concesionarias”. Estos dos artículos también fueron tumbados por el Tribunal Constitucional.

    Los 15 comisarios políticos pusieron etiquetas en catalán en los productos que encontraron. Tuvo que ser una campaña orquestada y preparada, ya que llevaban pegatinas para hacer este acto vandálico. A su juicio, es obligatorio traducir al catalán toda la información de los productos. La realidad es que esta legislación es un invento, ya que no está en vigor.

    ONE COMMENT ON THIS POST To “El ataque del ex director de márketing de Nestlé contra Mercadona”

    1. Alfonso Gerona dice:

      No son independentistas, no es independentismo, lo de Cataluña o Vasconia, es separatismo o secesionismo, que es muy distinto, porque la independencia sólo la pueden conseguir las colonias, los territorios no existentes jurídicamente como país o estado (Cuba, Argelia, India…) antes de la invasión por la potencia colonizadora o invasora (España, Francia, Inglaterra…). Además, ello lo corrobora la “legislación” de la ONU, que establece como independencia “el estatus de libertad y soberanía política que otorga la potencia colonizadora a una colonia”.

      Cataluña y Vasconia nunca podrán independizarse de España, por lo expuesto, sí podran secesionarse o separarse de la nación o Estado, España, con el que se fusionaron (uniones de dinastías monárquicas…) desde el primer momento en que se fundó. Es más, cuando se unieron todos y formaron España, ni Cataluña ni Vasconia existían como entes jurídicos territoriales soberanos o estados independientes, pues Cataluña estaba dentro de la Corona de Aragón (con Aragón, Mallorca, Valencia…) y Vasconia eran señoríos (de Guipúzcoa, Álava y Vizcaya) de la Corona de Castilla; el País Vasco o Vasconia no existía como ente territorial (fue un invento de hace 100 años de Sabino Arana).

      Si les llamamos independentistas, les estamos -subliminalmente- legitimando sus ansias separatistas (que es lo que ellos pretenden, por cierto, al autodenominarse independentistas), porque al calificarlos así, ellos se sienten como una colonia, como un territorio invadido ilegítimamente por otro, con todo el derecho del mundo a liberarse del invasor.

      Eso sí, teniendo en cuenta que España no tuvo colonias, sino provincias y virreinatos organizados en gobernaciones, capitanías generales y demás. Inglaterra sí fue el típico imperio depredador que fundó colonias, y colonias a esquilmar.

      Además, el propio nacionalismo catalán –que se autocalifica de independentista- llama “guerra de secesión”, no de independencia, a la guerra de Sucesión de 1714 que hubo en Cataluña, entre catalanes y resto de españoles borbónicos y austracistas.

      Aquí la única independencia que ha habido en España en los últimos 500 años, es la Guerra de la INDEPENDENCIA de toda la nación española contra el invasor francés. Y punto.

      A los nacionalistas catalanes les revienta que les llamen separatistas o secesionistas, porque es la verdad de lo que son, y la verdad escuece.

    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®