La CNMC multa con 1,2 millones a Naturgy por no proteger al consumidor

La CNMC multa con 1,2 millones a Naturgy por no proteger al consumidorEl presidente de Naturgy, la antigua Gas Natural Fenosa, Francisco Reynés.

La Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC) ha impuesto una multa de 1,2 millones de euros a Naturgy por incumplir las medidas de protección al consumidor al recomendar a 48.700 clientes cambiar la tarifa de gas sin informarles del incremento del precio del suministro que suponía.

PUBLICIDAD

Una asociación de consumidores llevó el caso a la CNMC, que abrió un expediente que se ha cerrado ahora con la imposición de esta multa, tras concluir que Naturgy ha incurrido en una infracción grave de la Ley del Sector de Hidrocarburos.

Según ha informado este viernes la CNMC, la compañía energética ofertó a 48.700 clientes que tenían contratada una tarifa referenciada a la Tarifa de Último Recurso (TUR) otra tarifa denominada Estable, «sin indicar con claridad su repercusión económica, y sin informar al consumidor de que la nueva tarifa suponía un incremento en el precio del suministro».

El cambio en las condiciones de sus contratos encareció sus facturas entre el 8 % y el 14 %, lo que suponía entre 30 y 42 euros más al año, en función del consumo, según ha señalado la comisión en un comunicado.

PUBLICIDAD

Contra esta resolución, cabe recurso contencioso administrativo ante la Audiencia Nacional, que deberá interponerse en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente a su notificación.

La CNMC ha recordado que la normativa europea recoge el derecho de los consumidores a ser informados de cualquier incremento de precios del suministro «de manera transparente y comprensible» y su derecho a rescindir el contrato sin penalización si no aceptan las nuevas condiciones.

Fuentes de Naturgy han señalado a Efe que recurrirán la sanción al considerar que «no está justificada» y es «injusta», ya que la compañía tuvo una «actitud transparente» y realizó una comunicación «directa y debida».

La compañía asegura que, al acabar el contrato anual, Gas Natural Fenosa (el nombre anterior de la empresa) trasladó en junio de 2017 a 40.000 clientes una propuesta de renovación que contemplaba tres opciones: un precio fijo, la posibilidad de seguir referenciado a la TUR y contratar con otro comercializador.

PUBLICIDAD