Moody’s da luz verde a la subida de dividendo de Repsol, pero no sube la nota

Moody’s da luz verde a la subida de dividendo de Repsol, pero no sube la notaJosu Jon Imaz, CEO de Repsol./EFE
Empresas
  • Banca
  • Construcción
  • Consumo
  • Energía
  • Industria
  • Inmobiliaria
  • Inversión
  • Motor
  • Seguros
  • Telecomunicaciones
  • Transporte
  • Turismo
  • Moody’s ha dado la bienvenida a la actualización del plan estratégico de Repsol para el periodo 2016-2020,  que prevé un incremento del 8% del dividendo, sin embargo, no mejora su nota que la deja en un simple aprobado.

    PUBLICIDAD

    La agencia de calificación crediticia Moody’s considera que el incremento de la retribución a los accionistas previsto en la actualización del plan estratégico de Repsol para el periodo 2016-2020 no pone en peligro su actual calificación de Baa2 (aprobado).

    Moody’s ha hecho público hoy un informe sobre el impacto crediticio de la actualización del plan, que recuerda plantea intensificar la inversión de Repsol con el foco puesto en el desarrollo de los negocios bajos en emisiones de CO2 y en la expansión de las operaciones de ‘downstream’ (refino, marketing y comercialización), el incremento del dividendo y la eliminación de la dilución del dividendo flexible.

    El plan actualizado de Repsol contempla un incremento del 8 % de la remuneración al accionista al término del plan en 2020, cuando alcanzará el euro por acción, después de subir hasta 80 céntimos en 2018 y a 95 céntimos en 2019.

    PUBLICIDAD

    Moody’s ve positivas las inversiones de Repsol en negocios bajos en emisiones de carbono, ya que no sólo mejora la posición de la compañía para beneficiarse de una economía baja en carbono, sino que también equilibra los planes de Repsol.

    Además, señala que la petrolera está en una posición favorable para abordar las inversiones en negocios bajos en emisiones de carbono con los 3.800 millones que ha obtenido de la venta de su participación en Gas Natural y tiene menos necesidades de invertir en ‘upstream’ (exploración y producción) tras la compra de la canadiense Talisman en 2015.

    También recuerda que para compensar la dilución por el dividendo flexible la compañía comprará acciones.

    Mejorar la nota a aprobado alto depende si el barril de petróleo se mantiene en los 50 dólares en el periodo fijado en el plan estratégico de Repsol

    En opinión, de la agencia de calificación el mayor gasto en inversiones del plan no pone en peligro la actual calificación de Baa2 de Repsol, pues podría ser cubierto por el incremento de la generación de flujo de caja operativo.

    PUBLICIDAD

    Además, recuerda que actualmente Repsol tiene más amplitud para seguir en su calificación de aprobado y que la monetización de la venta de su participación en Gas Natural le dará, incluso, más flexibilidad.

    Moody’s considera que el perfil de negocio de Repsol podría justificar una calificación de Baa1 (aprobado alto), si el precio medio estimado para el barril de crudo por Repsol para el periodo en la actualización del plan estratégico, fijado en 50 dólares, se supera.

    De hecho, la agencia usa actualmente como referencia los 55 dólares por barril para las compañías de petróleo y gas. 

    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®