Abengoa cierra este viernes la operación de reestructuración de su deuda

Abengoa cierra este viernes la operación de reestructuración de su deudaPlanta de Abengoa.

Abengoa cerrará este viernes la operación de reestructuración de la deuda financiera del grupo, una vez que se emitan los nuevos instrumentos de financiación, ha informado este jueves en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

PUBLICIDAD

La compañía comunicó en marzo pasado que había suscrito un contrato de reestructuración para modificar los términos de las financiaciones existentes y reestructurar la deuda financiera del grupo.

Este jueves se ha producido la fecha de efectividad del contrato y se han firmado todos los documentos de la reestructuración, con lo que la operación se cerrará mañana.

El acuerdo incluye una inyección de 97 millones de euros al grupo mediante la emisión por la sociedad A3T Luxco 2 (cien por cien de Abengoa) de bonos convertibles, así como una línea de avales sindicada, a través de entidades financieras y la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce), por un importe máximo aproximado de 140 millones.

PUBLICIDAD

También se recoge la reestructuración de la deuda actual con las distintas categorías de acreedores, principalmente bancos, como Santander, Bankia y Credit Agricole, fondos de inversión y bonistas.

La conversión en bonos contempla hasta el 99,99 % de las acciones de A3T Luxco 2 y si no fuera posible abonar con ella los importes adeudados, Abenewco 1, filial de Abengoa, ofrece una opción de venta sobre la planta de cogeneración A3T, situada en México, ejercitable hasta diciembre de 2023.

Abengoa ha informado este jueves de que ha obtenido un informe de un experto independiente que confirma que la operación de emisión del bono convertible A3T es razonable en conjunto para las partes implicadas.

La compañía tenía a cierre de 2018 una deuda bruta de 5.656 millones de euros.

PUBLICIDAD

Por otra parte, Abengoa ha informado de que ha llegado a un acuerdo, en el marco del contrato de reestructuración, con los impugnantes de la deuda financiera que fue objeto de reestructuración en 2017 y que aún no estaban resueltos para refinanciar la deuda en los términos previstos en el contrato.

La deuda real hasta el momento titularidad de los impugnantes será asumida por Abengoa Abenewco 2bis y posteriormente canjeada por bonos convertibles (por un importe aproximado de 76,59 millones de dólares y 76,98 millones de euros), más un importe adicional de carácter contingente a determinar en función de eventualidades futuras.

En otros supuestos la deuda ha sido transada mediante la aplicación de pagos o compromisos de pago, quitas y esperas (por un importe aproximado de 23 millones de euros).

Abengoa ha señalado que estos acuerdos transaccionales permiten eliminar el riesgo hasta ahora existente derivado de las reclamaciones.

El juzgado de lo mercantil número 2 de Sevilla estimó parcialmente en septiembre de 2017 el recurso presentado por un grupo de bonistas y acreedores de la compañía contra el plan de refinanciación de la compañía acordado el año anterior y que le permitió salvarla del concurso de acreedores.

En una sentencia, el juzgado consideró excesiva la quita en la deuda que hizo la entidad con esos bonistas y acreedores, pero no anuló el plan de refinanciación, aunque lo dejó sin efectos para más de medio centenar de bonistas y acreedores que no firmaron el acuerdo y lo impugnaron, a los que Abengoa debía devolver su deuda íntegra sin aplicar la quita del 97 % pactada.