Abengoa sella la reestructuración de la deuda con sus acreedores

Abengoa sella la reestructuración de la deuda con sus acreedoresGonzalo Urquijo, presidente de Abengoa.

Abengoa ha firmado este lunes un contrato de reestructuración de la deuda financiera, que modifica los términos de las financiaciones, con varias de las sociedades del grupo y las distintas categorías de acreedores financieros.

PUBLICIDAD

El acuerdo suscrito ha sido comunicado este lunes por Abengoa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) e incluye tres líneas de acción.

La primera de ellas basada en una inyección de 97 millones de euros al grupo mediante la emisión por la sociedad luxemburguesa A3T Luxco 2 (participada al 100 % por Abengoa) de bonos convertibles.

El segundo de los puntos destacados de la reestructuración financiera es el referido al otorgamiento de nueva liquidez a favor de la filial Abenewco 1, en forma de una nueva línea de avales sindicada, a través de entidades financieras y la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce), por un importe máximo aproximado de 140 millones.

PUBLICIDAD

El tercer capítulo corresponde a la reestructuración de la deuda actual con las distintas categorías de acreedores, principalmente bancos, fondos de inversión y bonistas.

Entre las entidades financieras acreedoras figuran Santander, Bankia y Credit Agricole, según ha podido saber EFE de fuentes cercanas al acuerdo de reestructuración.

Abengoa ha aclarado sobre el primero de los puntos descritos que la conversión en bonos contempla hasta el 99,99 % de las acciones de A3T Luxco 2, bajo la denominación “Emisión A3T”.

Si aún así no fuera posible mediante esta emisión abonar íntegramente los importes adeudados, Abengoa, mediante su filial Abenewco 1, ofrece una opción de venta sobre el Proyecto A3T (activos en México), ejercitable hasta diciembre de 2023.

PUBLICIDAD

La deuda actual bruta del grupo a cierre de 2018 ascendió a 5.656 millones.

Con las desinversiones que Abengoa tiene previstas y aún sin concretar, la deuda bruta quedaría en 4.407 millones, con el compromiso del pago de 200 millones de la deuda a corto plazo y el resto -4.207 millones- a largo plazo.

Abengoa ha comunicado que desde este mismo lunes y hasta el próximo 29 de marzo se ha iniciado el periodo de adhesión al contrato de reestructuración para el resto de acreedores financieros (entidades y bonistas), para lo que remitirá cartas de consentimiento para la novación y la propia reestructuración, que deberán formalizarse en escritura pública.

La cifra definitiva de la reducción de la deuda del grupo tras este proceso de reestructuración se dará a conocer en las próximas semanas.