Agrolimen cierra la fábrica de Gallina Blanca en Barcelona y se traslada a Huesca

Agrolimen cierra la fábrica de Gallina Blanca en Barcelona y se traslada a Huesca

Agrolimen, propiedad de la familia Carulla, alineados y financadores por distintos medios del separatismo catalán, cerrará la fábrica de Gallina Blanca en Sant Joan Despí, Barcelona, porque la trasladará a Huesca. 70 son los trabajadores afectados.

PUBLICIDAD

El grupo Agrolimen, propiedad de la familia Carulla, alineada con las tesis separatistas, anunció al comité de empresa el cierre de la planta de Gallina Blanca de Sant Joan Despí (Barcelona) y el traslado de la producción a Huesca, debido a una futura recalificación de los terrenos donde está la factoría, que emplea a 70 personas, ha informado hoy CCOO.

La fábrica de Gallina Blanca en Sant Joan Despí, que produce sopas deshidratadas, da trabajo a 70 personas, de las que 42 son de Gallina Blanca y el resto de empresas subcontratadas, según CCOO.

El sindicato ha exigido a la dirección de Agrolimen que reconsidere esta decisión y mantenga el proyecto industrial en Sant Joan Despí y todo el empleo.

PUBLICIDAD

Además ha rechazado el cierre de la empresa que se hace para llevar a cabo una operación inmobiliaria “puramente especulativa” y sin tener en cuenta los puestos de trabajo.

Los sindicatos convocarán movilizaciones en defensa del empleo y para exigir también “responsabilidad” al ayuntamiento de Sant Joan Despí por “permitir la especulación con el suelo industrial”.