Bruselas, pese a la presión de Merkel y Macron, veta la fusión de Alstom y Siemens

Bruselas, pese a la presión de Merkel y Macron, veta la fusión de Alstom y  Siemens

La Comisión Europea prohibió hoy la compra de la empresa francesa Alstom por parte de la alemana Siemens por considerar que dañará la competencia en los mercados de trenes de alta velocidad y sistemas de señalización, a pesar de las advertencias de Berlín y París en contra de este veto.

PUBLICIDAD

El Ejecutivo comunitario argumentó en un comunicado que las soluciones ofrecidas por las compañías para abordar estas preocupaciones, que consisten en la transferencia o cesión de algunos activos en estas áreas de negocio, no son suficientes.

“Sin compromisos suficientes, esta fusión habría resultado en precios más altos para los sistemas de señalización que mantienen seguros a los pasajeros y para las siguientes generaciones de trenes de alta velocidad. La Comisión ha prohibido la fusión porque las compañías no deseaban abordar nuestras serias preocupaciones”, dijo la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager. 

Siemens y Alstom lamentan la decisión de la CE

Siemens y Alstom lamentan la decisión de la Comisión Europea (CE) de prohibir su fusión por considerar que dañará la competencia en los mercados de trenes de alta velocidad y sistemas de señalización.

PUBLICIDAD

Ambas compañías informaron hoy de que lamentan que las soluciones ofrecidas, incluidas mejoras recientes, hayan sido consideradas insuficientes por la CE.

Las soluciones eran extensivas en alcance y afrontaban todas las preocupaciones de la CE respecto a la técnica de señalización y los trenes de muy alta velocidad, de más de 250 kilómetros por hora.

Además, algunas empresas europeas prestigiosas y bien establecidas habían mostrado un fuerte interés en el paquete de soluciones y confirmaron su viabilidad.

Siemens y Alstom están convencidas de que la transacción hubiera creado valor añadido para el sector de la movilidad, la industria ferroviaria europea, los clientes, los viajeros y las personas que viajan diariamente en tren a su trabajo, sin perjudicar la competencia europea. 

PUBLICIDAD

Francia se queja del rechazo de Bruselas

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, dio este miércoles por descontado el rechazo de la Comisión Europea a la fusión de Alstom y Siemens, y se quejó de que esa decisión en la práctica va a beneficiar al gigante chino del sector ferroviario CRRC.

“La suerte está echada y lo lamento profundamente”, señaló en una entrevista al canal “France 2” Le Maire, que afirmó que la negativa de Bruselas a la fusión del grupo francés con el alemán “es un error económico que servirá los intereses económicos e industriales de China”.

“Esta decisión impide que Alstom y Siemens tengan el mismo peso que su competidor chino”, subrayó el ministro francés, que durante las últimas semanas había hecho presión para evitar un pronunciamiento contrario a la fusión de la Comisión Europea, que todavía no se ha pronunciado oficialmente sobre la operación.

La comisaria europea de la Competencia, Margrete Vestager, señaló el mes pasado que sus servicios seguían abiertos a nuevas concesiones de Alstom y Siemens, pero haciendo notar que el tiempo para hacerlo se agotaba teniendo en cuenta el plazo límite del 18 de febrero.

En respuesta a las reticencias de Vestager, las dos empresas modificaron el 28 de enero las concesiones que habían anunciado a finales de 2018 para intentar conseguir luz verde a su unión, pero sin cambiar el volumen de las cesiones de activos, equivalentes a alrededor del 4 % de la facturación del grupo que resultaría.

Para Le Maire, el rechazo es “un error político” porque “el papel de la Comisión es defender los intereses económicos de Europa”.

En cualquier caso, dijo que ahora hay que mirar al futuro y cambiar las reglas por las que se rigen las autoridades europeas de la competencia porque “son obsoletas e inadaptadas para el siglo XXI”.

Por eso, avanzó que junto a su homólogo alemán, Peter Altmaier, tienen intención de hacer “propuestas para refundar esas reglas”.