Confesbak se olvida de 40 empresarios asesinados, 52 secuestrados y 10.000 extorsionados por ETA y recibe a Otegi en su sede

Confesbak se olvida de 40 empresarios asesinados, 52 secuestrados y 10.000 extorsionados por ETA y recibe a Otegi en su sedeArnaldo Otegi en la sede de los empresarios vascos, que durante 40 años sufieron el terror y la extorsión de ETA. / Confesbank
Empresas
  • Banca
  • Construcción
  • Consumo
  • Energía
  • Industria
  • Inmobiliaria
  • Inversión
  • Motor
  • Seguros
  • Telecomunicaciones
  • Transporte
  • Turismo
  • La dirección de Confebask, encabezada por su presidente Roberto Larrañaga y su director general Eduardo Aretxaga, ha recibido esta mañana en su sede de la capital vizcaína a una delegación de EH Bildu formada por Arnaldo Otegi, condenado e inhabilitado políticamente por su pertenencia a ETA.  Esta banda terrorista ha asesinado a 49 empresarios, secuestrado a 52 y extorsionado a más de 10.000.

    PUBLICIDAD

    En un comunicado emitido por la patronal vasca, que sufrói como nadie los años de plomo de la banda de terorirtas, parece que no ha ocurrido nada en el País Vasco. Ni Otegi ni los asesiones etarras nunca han perdido perdón, pero ahora son interelocutores validos para Confesbank. Así, destaca esta asociación que en la reunión, los participantes han intercambiado opiniones y diferentes puntos de vista sobre la actual situación económica y social.

    La dirección de Confebask ha aprovechado para entregarles en persona informes sobre fiscalidad, coyuntura y el nuevo modelo de Relaciones Laborales que se va abriendo camino en las empresas vascas, y que apuesta por entender la empresa como un proyecto compartido en vez de como un espacio de confrontación y conflicto permanente al que todavía se aferran algunos.

    En ese sentido, Confebask ha dejado clara su postura de que no comparte los mensajes de quienes insisten en difundir una imagen ‘casi apocalíptica’ de Euskadi que no se corresponde ni con la realidad de la gran mayoría de las empresas ni tampoco con la de la sociedad vasca. Y les ha recordado, que, aunque por supuesto hay cosas que mejorar, en Euskadi tenemos los sueldos más altos, son los que más han subido durante la crisis, que tres de cada cuatro trabajadores en Euskadi tienen contrato indefinido, y que el 80% además es a tiempo completo. Desde Confebask también se les ha recordado que la industria vasca, a pesar de casos puntuales, y según las previsiones que manejan la práctica totalidad de los analistas, podría convertirse este año otra vez en el motor principal de la economía vasca.

    PUBLICIDAD

    Los empresarios vascos, en un ambiente de cordialidad con Otegi y EH Bildu

    Confebask va más lejos aún y dice que la reunión “ha transcurrido en un ambiente de respeto mutuo y cordialidad, en la que además del presidente y el director general de Confebask, también han estado presentes el director del Área Jurídico Laboral Jon Bilbao, el de Formación, Asier Aloria y el de Comunicación, Pedro García Larragan.

    Este encuentro se enmarca en las relaciones de normalidad institucional que Confebask mantiene con todos los partidos políticos y agentes sociales que piden entrevistarse y se interesen por nuestra opinión sobre temas empresariales económicos y sociales. En ese sentido, Confebask y EH Bildu se han emplazado a mantener las reuniones que se consideren necesarias para seguir conociendo de primera mano y sin intermediarios su opinión sobre los distintos temas que afecten a la economía y la sociedad vasca.

    Confesbak esperó hasta 2017 para homenajear a los empresarios víctimas de ETA

    Los empresarios vascos esperaron hasta octubre de 2017 para homenajear en Bilbao a los 49 empresarios y directivos vascos asesinados por ETA, a los 52 que fueron secuestrados para obligarles a pagar un rescate y a los cerca de 10.000 que fueron chantajeados económicamente mediante el llamado “impuesto revolucionario, Estos empresatrios tuvieron que sufrir durante cuatro décadas el terrorismo de ETA, banda a la que perteneció Arnaldo Oregi que fue condenado precismante por el secuesto del director de la fábrica de de Michelin en Vitoria Luis Abaitua.

     

    PUBLICIDAD

    En ese homenaje tuvieron un especial relevancia las voces de los hijos de algunas de estas víctimas mortales de ETA, como la hija de Ángel Berazadi, primer empresario asesinado por ETA en abril de 1976; el hijo de Joxemari Korta, el último industrial asesinado en agosto de 2000, y Martín Ceballos, el fundador de Talleres Marel, quien sufrió cinco atentados con bomba contra su empresa, el primero en 1987.

    Cristina Berazadi manifestó en su intervención, contenida, en un vídeo proyectado durante el acto de homenaje, que “lo que más rabia te produce una situación como la vivida por nosotros es la impotencia de ver que eso sigue pasando y encima las víctimas tenemos que recibir insultos”.

    Andoitz Korta, hijo del industrial nacionalista Joxemari Korta que llegó a ser presidente de la patronal guipuzcoana Adegi, ha considerado que “no se puede construir la paz por encima del sufrimiento de las víctimas”.

    Martín Ceballos indicó, por último, que las bombas que le pusieron en su empresa “cambio para siempre” su vida y la de su familia y lamentó que cuando sufrió los atentados “no tuve ninguna llamada de ninguna institución, nadie llamó para preguntar qué había pasado”.

    Todos ellos, menos el hijo del nacionalista  Korta que reconoció que en el año 2000, cuando asesinaron a su padre, recibió numerosas muestras de solidaridad, echaron en falta el apoyo y empatía de la sociedad vasca hacia su sufrimiento.

     

     

    Esto sucedía el 20 de octubre de 2017. Hoy, en un ambiente de cordialidad, el presidente de Confesbak, Roberto Larrañaga, ha recibido en su casa a una de los mimebros d euna banca terrorista que sumió durante 40 años en el terror y en el sufrimiento al empresariado vasco.

    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®