Duro Felguera se desploma tras anunciar una dilución del 95%

Duro Felguera

Duro Felguera vuelve a cotizar con un desplome del 33% este jueves tras anunciar una ampliación de capital dentro del acuerdo con los acreedores, que exigen entre 100 y 125 millones de euros.

PUBLICIDAD

Este acuerdo sentará la base en la negociación de la refinanciación que está negociando con sus entidades financieras acreedoras. Con este dinero fresco, la empresa llevará a cabo un ajuste patrimonial, otro de deuda, hasta los 85 millones de euros, y la entrada de liquidez, 25 millones de euros a través de una línea ‘backup’ y avales para nuevos proyectos por un total de hasta 100 millones de euros.

Según apuntaba este miércoles la compañía, en el escrito remitido a la CNMV, con la ampliación de capital se podría prever una “fuerte dilución” para los accionistas actuales.

La dilución sería del 95%, es decir, a los 0,1-0,13 euros por acción

Según los cálculos del mercado, la dilución sería del 95%, sin llegar a producirse una temida “operación acordeón” del 100%, donde los minoritarios perderían toda su inversión. Según los expertos consultados por Intereconomia.com, el precio de la acción debería parar hasta los 0,10-0,13 euros por título, es decir, aún quedaría un potencial recorrido bajista de entre el 50% y el 60% adicional. La operación acordeón se basa en capitalizar el crédito con quitas para los inversores. En este caso, los accionistas minoritarios perderían casi el 100%, pero podría haber sido peor.

PUBLICIDAD

La ampliación de capital supera en más del doble a su actual valor en Bolsa, 41 millones de euros. La banca acreedora deberá dar el visto bueno a las próximas operaciones de la compañía, ya que reduciría los niveles de deuda de forma importante, hasta los 85 millones frente a los 267 millones registrados a cierre de septiembre.

Asimismo, la empresa aún no ha dado a conocer sus cuentas, lo tendría que haber hecho el pasado 28 de febrero. La compañía pidió más tiempo a la CNMV. No obstante, el regulador bursátil comunicó a la compañía el pasado 2 de marzo su rechazo a darle más tiempo. Asimismo, le notificó un requerimiento para darlas a conocer en el plazo de una semana. En caso de no hacerlo, sería penalizada.

La ingeniería asturiana pretende contabilizar la operación de la venta de su sede en Madrid a Signal Capital Partners por 30 millones debido a que se ha cerrado esta pasada semana, y por tanto fuera del año fiscal 2017, que comprende de enero a diciembre. La operación aporta 10 millones de euros en liquidez, y tendría que conseguir otros 15 millones para mantener su actividad diaria, según han señalado fuentes conocedoras de los proyectos de la ingeniería a Cinco Días. De esta forma, presentaría un balance más saneado en el primer trimestre de este año.

 

PUBLICIDAD